“Nos sentimos orgullosos, contentos de la Unidad de Nicaragua, de la Unidad de los nicaragüenses que nos hace posible festejar juntos  este gran acontecimiento de nuestra historia, celebrarlo juntos, festejarlo juntos y al mismo tiempo emprender juntos este nuevo capítulo que se está abriendo hoy, porque sabemos que nos corresponde seguir enfrentando todos los desafíos, nos corresponde seguirle haciendo frente a todos los problemas con fortaleza, con fe y saber que vamos adelante”, expresó la Compañera.

Rosario, quien resaltó el mensaje del Presidente Daniel, señaló que la actitud del gobierno de Colombia en relación al fallo de la CIJ es insólita e incomprensible.

Al respecto dijo que ahora a Nicaragua le toca trabajar con inteligencia y con la misma paciencia que le ha caracterizado al Presidente Daniel y a los equipos de especialistas y expertos que trabajaron en el caso.

“Vamos con seriedad, vamos con paciencia, con prudencia y esto nos ha permitido ir alcanzando los triunfos, que son triunfos de nuestro pueblo, que son triunfos además de la juventud porque es la que va a disfrutar esos territorios naturales que tanta riqueza  representan y que ahora a partir de que se llegue a los  acuerdos pertinentes, tendrán que ser  manejados para beneficio de las familias nicaragüenses”, indicó.

Rosario valoró que los pueblos hermanos, como Nicaragua y Colombia, que dilucidan sus diferencias a través de los tribunales, ganan cuando resuelven esas diferencias por vías pacificas, usando el derecho internacional.

Asimismo indicó que entre ambos países ha quedado abierto un camino para la comprensión, el entendimiento y para la fraternidad.

Además reiteró el llamado del Presidente Daniel para que las familias que viven en las islas y cayos puedan circular, trabajar y pescar en aguas nicaragüenses.

Rosario dijo que ese llamado demuestra una vez más el espíritu de fraternidad  genuino que caracteriza al comandante Daniel y a este gobierno.

La compañera también estimó que la gran victoria obtenida por el pueblo nicaragüense es para las juventudes de hoy y las juventudes del futuro.

Finalmente señaló que Nicaragua ha sido bendecida con  unidad,  con espíritu  fraternal de convivencia, de respeto, de trabajo  y paz.

Pero sobre todo dijo que hemos sido “bendecidos con la fe, con los valores, porque estoy segura que todos estos milagros tienen que  ver con que nuestra Nicaragua se mueve desde la fe,  desde los valores cristianos y esa promoción que hacemos cada día del Bien Común es premiada, reconocida por Dios nuestro creador, con todas estas victorias que van afirmando nuestro camino de luz”.