A este acto, realizado en la Plaza de la Revolución junto a miles de jóvenes, se hicieron presentes los ex presidentes Arnoldo Alemán Lacayo y Enrique Bolaños; el ex ministro de la Presidencia en el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, Antonio Lacayo; los ex cancilleres Normal Caldera, Eduardo Montealegre y Francisco Aguirre; y el Jefe del Ejército, Julio César Avilés y de la Policía Nacional, Aminta Granera.

La CIJ emitió la mañana de este lunes un fallo favorable a Nicaragua, en el que se estableció que la frontera marítima de nuestro país en el Mar Caribe se extiende más allá del meridiano 82, recuperando de esta manera una gran porción de territorio que pretendía ser usurpado por Colombia.

El mandatario nicaragüense destacó que en medio de todos los retos, desafíos y las contradicciones, hoy es un día de la patria, de unidad nacional y de victoria para todos los nicaragüenses.

“Largo ha sido el camino para llegar a este día, pero la tenacidad de nuestro pueblo, la tenacidad de los nicaragüenses ha logrado recorrer ese largo camino venciendo escollos, salvando obstáculos, enfrentando atropellos, y frente al atropello respondiendo con la lucha, con la ley en la mano”, dijo el mandatario en su discurso celebrado en la Plaza de la Revolución.

Daniel recordó que el largo camino hacia la victoria en La Haya inicio el 1 febrero de 1980 cuando la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, encabezada por el Frente Sandinista, desconoció el tratado Bárcenas-Esguerra que había sido impuesto a Nicaragua en 1928 durante la ocupación estadounidense.

Posterior a ello, tanto los gobiernos de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños le dieron continuidad al reclamo nicaragüense y continuó trabajando con el equipo jurídico que durante años había acumulado la experiencia y las pruebas que se usaron en la Corte.

“Fíjense qué importante la continuidad, es decir, ni el gobierno de doña Violeta, ni el gobierno del doctor Alemán, ni el gobierno del ingeniero Bolaños (…), ninguno de estos gobiernos desmanteló esa batalla”, señaló.

Indicó que de esta manera, en el 2007, su gobierno asumió todo el trabajo que se había realizado y que hoy ha culminado con la victoria en La Haya.

“La batalla que era del pueblo al fin de cuentas, nosotros lo que hicimos fue retomarla desde el gobierno y articulada, no desorganizada porque se había logrado mantener esa continuidad, porque dice mucho de los nicaragüenses que en determinados momentos de nuestra historia, en medio de nuestras divisiones, en medio de estas contradicciones, hemos logrado trascender y hemos logrado unirnos para dar batallas gloriosas en beneficio de nuestro pueblo, en beneficio de nuestra patria”, reiteró.

El comandante Daniel reconoció a todos aquellos quienes durante estos largos años han estado al frente de esta batalla, entre estos el padre Miguel D'Escoto, Carlos Argüello, Augusto Zamora, César Vega, Luis Pasos Argüello, Alejandro Montiel Argüello, Mauricio Herdocia, Emilio Álvarez Montalván, y al cuerpo de juristas internacionales que han acompañado a Nicaragua en esta victoria como en otras batallas que se han librado en la Corte Internacional de Justicia.

Prisioneros en nuestro propio territorio

Daniel señaló que se comunicó vía telefónica con el compañero Carlos Argüello, y que éste le informaba que Nicaragua obtuvo entre un 75 a 80 por ciento de lo que demandaba.

“Estamos logrando recuperar plataforma continental, territorio marítimo, aguas que se encuentran hasta las 200 millas. Antes, hasta el día de hoy éramos prisioneros en nuestro propio territorio marítimo. Allí en el meridiano 82 habían trazado una línea y resguardaban esa línea el estado colombiano con las fuerzas de su potencia militar”, expresó.

El mandatario indicó que Nicaragua no tiene esa potencia militar y lo que tiene son guardacostas para resguardar la soberanía nacional.

“No tenemos fuerzas de mar, fuerzas de aire que se puedan comparar con la fuerza colombiana para poder ir a batallar con ellos allá en el mar”, explicó, recordando que los colombianos impusieron por la fuerza “esa frontera marítima durante años”.

Recordó que la última embestida de los barcos y aviones de guerra de Colombia fue contra una embarcación de pesca nicaragüense que realizaba estudios en la zona.

“Esperamos que este tipo de tensiones no se vuelvan a presentar”

El comandante Daniel expresó que Nicaragua espera que tras el fallo de la Corte, no se vuelvan a presentar este tipo de tensiones.

“Esperamos que a partir de hoy este tipo de tensiones en el campo bélico no se vuelvan a presentar, este tipo de amenazas, esperamos que se respete lo que la Corte ha ordenado”, dijo destacando que La Haya lo que ha hecho es entregar a Nicaragua lo que le pertenece.

“Son miles de  miles de kilómetros cuadrados en el mar donde tenemos desde la pesca y todos los recursos del mar, y tanto que se habla también del petróleo”, indicó, destacando sobre todo la importancia pesquera de la zona de la cual dependen los pobladores de la Costa Caribe de Nicaragua y de la Isla de San Andrés.

Daniel envió un mensaje a los habitantes de San Andrés, quienes continuarán siendo vistos como nicaragüenses.

“Les quiero decir a nuestro hermanos de San Andrés que los sentimos, los seguimos viendo y viviendo con ellos como nicaragüenses”, expresó.

Manifestó que ellos tienen también derecho a la pesca.

“Ese derecho, queridos hermanos de San Andrés, no se les está negando, no se les va a negar y ya encontraremos la forma de tomar acuerdos para que ustedes puedan desarrollar en base a lo que ha resuelto la Corte Internacional de Justicia”, añadió, haciendo extensivo el mensaje de las familias de Providencia y Santa Catalina quienes aseguró en base a lo antes expuesto bien pueden “continuar con sus labores de pesca” y alimentando a sus familias y comunidades.



Daniel demanda respeto de Colombia hacia La Haya

El Presidente recordó que días antes de que la CIJ emitiera el fallo sobre el conflicto limítrofe entre Nicaragua y Colombia, los mandatarios de ambos países empeñaron su palabra y aseguraron que cualquiera fuera el resultado, respetarían la decisión de la Corte.

“Nosotros habíamos sido claros en cuanto a que seriamos respetuosos de lo que decidiera la Corte, y las autoridades de Colombia también  habían sido claras en afirmar que ellos iban a reconocer lo que decidiera la Corte, y hoy gracias a Dios decidió la Corte Internacional de Justicia y decidió a favor del estado nicaragüense, a favor del pueblo nicaragüense”, señaló Daniel.

Comentó que en su decisión, la Corte le otorgó algunos beneficios al Estado colombiano, y a pesar de ello, Nicaragua no ha dicho que desconocerá el fallo.    

Sin embargo, el Presidente Daniel explicó que es preocupante la posición del Presidente de Colombia, puesto que en un mensaje a la nación, el cual dio horas después de conocer el resultado del juicio, desconoció el fallo de la CIJ.

“Nos preocupa porque está aquí desconociendo el fallo de la Corte, primero en su discurso él señala los beneficios que le lleva a Colombia el fallo y llega a decir que es un fallo definitivo e inapelable en ese tema, fíjense bien, es decir el fallo es definitivo e inapelable en el tema que le conviene a ellos; para luego decir que el fallo lo desconocen en lo que no les conviene a ellos, en lo que no les beneficia a ellos”, enfatizó Daniel.



El Comandante que citó varios párrafos del discurso del Presidente Santos, refutó la postura colombiana y señaló que Santos no es autoridad suprema en derecho internacional para juzgar a la La Haya.

El Presidente Daniel Ortega dijo que el discurso de Santos demuestra la falta de seriedad del presidente colombiano y le recordó que la sentencia de la CIJ no hace más que reconocer a Nicaragua los derechos que le habían sido usurpados por Colombia.

“Colombia hizo muchas artimañas, entre ellas firmó tratado con Honduras y firmó tratado con Costa Rica para seguir entrampando a Nicaragua, pero todo eso se fue cayendo, se fue derrumbando y por eso el Presidente (Santos) habla de esta forma que va mas allá de su responsabilidad como jefe de Estado y que en nombre de ese pueblo le debe respeto a la CIJ”, recordó Daniel.

El Comandante Daniel recordó que por años los recursos marítimos nicaragüenses fueron explotados por Colombia  y que aunque Nicaragua debía ser indemnizada por ese abuso, se decidió retirar la demanda de indemnización, como gesto de solidaridad con el pueblo colombiano.

Daniel reiteró que la actitud del Presidente Santos demuestra “un acto de irrespeto total al derecho internacional, de irrespeto total a la CIJ, de irrespeto total al pueblo colombiano y a la nación colombiana, al mismo estado colombiano y se está irrespetando el mismo Presidente Santos, porque él había comprometido su palabra en nombre de ese pueblo y ahora está diciendo lo contrario, ¿Dónde está la palabra comprometida? Palabra que se compromete, palabra que se honra”.

Daniel explicó que el derecho internacional ya está agotado, puesto que la última instancia que tiene competencia para dirimir los conflictos entre países es la CIJ, en ese sentido dejó en claro que “aquí no hay Corte en la tierra a la cual puedan recurrir”.



Además le recordó al mandatario colombiano que la Corte obliga a las leyes internas de los estados a que se ajusten a lo inmediato para que se le dé plena potestad al mandato dictado por la Corte.

El Presidente Daniel, comentó que según su discurso, el Presidente Santos se dispone a pasar la noche en San Andrés, por lo cual Daniel le dio la bienvenida y le exhortó a acatar el fallo de la Corte.

“Al final el Presidente Santos habla de que va a pasar la noche en San Andrés, y le decimos: Bienvenido a San Andrés, Presidente Santos y que ojalá que esa estadía en San Andrés le ilumine para que mañana termine diciendo de una vez por todas que va a acatar como debe ser el fallo de la CIJ que como él mismo lo dice en su mensaje, es inapelable y no queda más camino que cumplirlo”.

Llegará un día en que Latinoamérica y el Caribe será una sola


Daniel indicó que Nicaragua libra las batallas con la ley en la mano y recurriendo a los organismos internacionales.

No obstante señaló que “llegará el día en que esas fronteras van a desaparecer, llegará ese día y que toda nuestra región latinoamericana y caribeña será una sola región, pero mientras llega ese día tenemos que seguir lidiando en la forma que lo hemos venido haciendo para defender los derechos que le pertenecen al pueblo nicaragüense y al estado nicaragüense".

“Esta noche quiero decirle a nuestro pueblo, que aquí en esta mesa están presentes líderes políticos, presidentes, cancilleres que son parte de este último capítulo de la historia que arrancó en febrero del año 1980 cuando desconocimos ese tratado Bárcenas-Meneses-Esguerra y que ha culminado el día de hoy con esta gran victoria de todos los nicaragüenses”, finalizó el Presidente Daniel.