“El Protagonismo Comunitario, pilar fundamental para el control y eliminación de la malaria: Asegurando la responsabilidad compartida”, es el nombre del I Congreso Internacional de Malaria, que realizó este jueves el Ministerio de Salud (Minsa).

La malaria es transmitida por el mosquito Anofeles a través de un parasito llamado "plasmodin". A diferencia del Aedes Aegypti que se reproduce en recipientes de agua limpia y que el zancudo pica de día, este mosquito se reproduce en charcos y pantanos y pica por las noches.

Las sintomatologías de la malaria son: fiebres, escalofríos y debilidad, aunque muy similares a las enfermedades transmitidas por el Aedes Aegypti, los especialistas de salud, detectan características que logran diferenciar las enfermedades.

Durante este congreso, en el que participan trabajadores de la salud y líderes comunitarios, se pretende consolidar los logros alcanzados y avanzar en los trabajos para la eliminación, en el que resalta que la participación protagónica de la población es esencial.

Al mismo tiempo, se abordarán las formas de identificar a las personas con malaria a través de un diagnóstico más rápido que permita un tratamiento oportuno.

El doctor Carlos Cruz, director de Servicios de Salud del Minsa, expresó que este congreso que se enmarca en el Día Internacional de Lucha contra la Malaria, está enfocado en un intercambio de experiencias sobre este tema.

"En el país estamos en un proceso de eliminación de malaria. Hace más de 20 años había malaria en todo el país, hoy en día gracias a los esfuerzos del Gobierno Sandinista en 138 municipios del país no hay transmisión de malaria. Solo en 15 municipios de la Costa Caribe sí se registran casos de malaria".

El objetivo es saber cómo abordar a las personas que sufren esta enfermedad y que acciones realizar en el Medio Ambiente, para eliminar el mosquito "anofeles", y así lograr la eliminación de la malaria. Para garantizar estos logros es importante la participación de la población y el esfuerzo de los trabajadores de la salud.

La doctora María Paz, especialista en prevención y control de la malaria, señaló que Nicaragua es uno de los países empoderados trabajando en pro de a la eliminación de la enfermedad.
Señaló que han sido reportados más de medio millón de casos anuales y menos de 100 muertes.

Desde hace más de 5 años, Chontales no reporta casos de malaria, el éxito de estos resultados ha sido el protagonismo y el trabajo en conjunto con la red comunitaria.

Dilma María Sirias, epidemióloga del Silais- Chontales, dijo que las charlas educativas a la población, toma de la gota gruesa (examen para detectar malaria), búsqueda de casos sospechosos, y eliminación de criaderos potenciales para la reproducción del mosquito, son esfuerzos que realizan los colaboradores voluntarios a fin de garantizar la salud de la población.