En un fallo histórico, que es inapelable, la CIJ rompió la frontera marítima en el meridiano 82 en el que nos mantenía encerrado Colombia en el Mar Caribe y además de reconocer más allá de las 200 millas náuticas a Nicaragua, movió hacia el este la línea divisoria hasta el meridiano 78, lo que implica una soberanía exclusiva económica para Nicaragua sobre esa rica e inmensa zona.

Eso implica que Colombia perdió prácticamente el 50 por ciento del territorio marítimo continental. Ahora, Nicaragua podrá explotarla sin la intervención de los buques de guerra que los colombianos mantenían en ese sector, impidiendo que pescadores nicaragüenses faenaran en esos lugares.

La CIJ no solo dió la razón a Nicaragua, sino que le concedió 531 kilómetros de mar territorial, que va hacia el este hasta el meridiano 78 y con esto le da a Nicaragua la explotación exclusiva de esa zona.

EXPLOTA EL JUBILO ENTRE NICARAGUENSES DE MIAMI

En oficinas, tiendas y comiderías propiedad de nicaragüenses, la alegría, euforia y júbilo era realmente enorme este lunes, después de conocerse a través de los medios de comunicación, la victoria aplastante de nuestro país.

Mario López Icabalceta, un contador rivense, que trabaja en una oficina de la Calle 8, en el sector conocido como Pequeña Habana, casi a gritos exclamaba ¡VIVA NICARAGUA, JODIDO!

Mientras, Cleotilde Morales Mairena, de Masaya, dueña y gerente de la tienda “Mis Flores”, dentro de la alegría que la embargaba, dijo que “a los colombianos le regalamos esos cayos, lo importante y vital aquí, es que Nicaragua recuperó una enorme proporción de mar que los colombianos, por la fuerza nos querían quitar”, expresó Morales Mairena.

En la comidería Carne Asada, de la Avenidas 103 y Flagler, se encontraba aufórico Justo Pastor Montealegre, un chinandegano de “pura cepa”.

“Estoy llegando (a la comidería). Estaba pegado en internet escuchando la resolución de La haya. Al principio me sentí nervioso porque las cosas no iban bien, pero cuando comenzó la resolución sobre el meridiano 82, ahí me di cuenta que habíamos ganado”, explico Montealegre.

Al igual que estos compatriotas, otros muchos, entrevistados por teléfono, mostraban su enorme alegría por esta enorme victoria del pueblo nicaragüense.

TODO COMENZO EN 1980

La recuperación de estos territorios marítimos, comenzó en 1980, cuando el Gobierno Sandinista, denunció por inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas firmado en 1928, cuando Nicaragua estaba intervenida por los Estados Unidos.

Tuvieron que pasar 80 años, hasta que llegó al poder el Frente Sandinista en 1979, para iniciar la recuperación de derechos y soberanía de Nicaragua en el Mar Caribe.

Cuando el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, retomaron el poder, una de sus prioridades fue la de continuar la lucha por recuperar los derechos en el Mar Caribe que Colombia, ilegalmente, había cercenado a nuestra patria.

La Administración Ortega-Murillo, junto con el Canciller Samuel Santos, se rodearon de expertos en Derecho Internacional, sin pensar si éstos eran o no sandinista y más bien pensando en la Patria, en nuetra Soberanía.

Después de muchos años de lucha, la justicia estuvo a favor de Nicaragua y de esa manera se ha terminado con las detenciones ilegales de embarcaciones nicaragüenses por buques de guerra colombianos en aguas, que son realmente de Nicaragua.

LA SOBERANIA HA SIDO RECUPERADA

Esta es una gran victoria de la Administracion Ortega-Murillo que, junto al pueblo, siempre han luchado por mantener intacta nuestra soberanía nacional.

Los nicaragüenses estuvimos todos, como un todo, sin politiquería, apoyando al Gobierno Sandinista, para ganar esta gran batalla en la Corte Internacional de Justicia.

Hoy, pues, le toca a Colombia reconocer definitivamente este fallo que es inapelable y abrir nuevas relaciones de amistad con Nicaragua, en el marco del respeto mutuo que debe haber entre las naciones, sobre todo los países latinoamericanos.