El titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, Alfredo Silva Chamorro, inició el juicio oral y público contra cinco personas acusadas de tirar a una hoguera a la campesina Vilma Trujillo alegando que estaba poseída por el demonio.

Por los delitos de asesinato y secuestro simple están siendo procesados Juan Gregorio Rocha Romero, de 23 años; Franklin Jarquín Hernández, de 28; Pedro José Rocha Romero de 26; Tomasa Rocha Romero y Esneyda Orozco Téllez de 25 años.

De acuerdo a la acusación los procesados sometieron a Vilma Trujillo García a un ritual el 21 de febrero, que incluyó una hoguera, a la que tiraron como parte de una "revelación divina".

Como resultado de esta acción Vilma resultó con el 80 % de su cuerpo quemado, lo que provocó su muerte el 28 de febrero, días después en un hospital de Managua, donde había sido trasladada desde su comunidad.

En este proceso se espera que brinden testimonio más de una docena de testigos propuestas por la fiscal Fabiola Mendoza y otra cantidad que presentaran los abogados defensores. Entre los testigos se encuentran peritos policiales y forenses, así como pobladores de la comunidad El Cortezal ubicado en región del Triangulo Minero.

Los abogados defensores Isidro Trujillo representa a Esneyda Orozco, mientras Maryurit Cabrera defiende al resto de acusados.

El fallo de culpabilidad o inocencia será determinado por un jurado de conciencia integrado por seis personas, cuatro mujeres y dos varones.