Al menos ocho presuntos yihadistas fueron detenidos esta madrugada en Barcelona, entre ellos cuatro sospechosos de participar en los atentados perpetrados en Bruselas en marzo de 2016, con el resultado de 35 muertos y 340 heridos, informaron hoy las fuerzas de seguridad españolas.

La operación, dirigida por un juez de la Audiencia Nacional, la llevaron a cabo los "Mossos d'Esquadra" (como se conoce a la policía autónoma de Cataluña) en colaboración con la policía belga, en el marco de una investigación contra el terrorismo yihadista.

Los agentes del orden hicieron hasta doce registros en Barcelona y otras localidades cercanas a esa metrópoli.

Según confirmaron a Efe fuentes cercanas a la investigación, a algunos de los arrestados se les atribuye algún tipo de relación con los detenidos por los atentados de marzo pasado en Bélgica.

En declaraciones a la cadena de televisión catalana TV3, el responsable de los "Mossos d'Esquadra", Josep Lluís Trapero, precisó que se está investigando la "posible vinculación" de cuatro de los detenidos con los atentados del 22 de marzo de 2016 en el metro y el aeropuerto de Bruselas.

Trapero detalló que los detenidos son todos residentes en Cataluña de origen marroquí y que tienen entre 31 y 39 años, algunos de ellos con antecedentes por casos de delincuencia común y tráfico de drogas.

En la operación, aún abierta, están interviniendo, junto a los agentes catalanes, los servicios antiterroristas de la Policía Nacional y la Policía Federal Belga.