Durante la 46 Reunión del Consejo Directivo de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio, Industria y Servicio (AICO), que reúne a representantes de América Latina, España y Turquía, los empresarios resaltaron el despegue económico de Nicaragua a través del diálogo y consenso.

Rosendo Mayorga, Presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua, explicó que Nicaragua está demostrando a nivel mundial el clima de inversión próspero que posee.

"Está es una oportunidad excelente para Nicaragua, primero para demostrarles cómo está nuestro clima de inversión en el país y adicionalmente aprovechando la estadía de todos estos presidentes, (los empresarios nicaragüenses) pueden aprovechar para hacer gestiones comerciales", expresó.

El vice presidente de la Federación Mundial de Cámaras, Ambrosio Bertolotti, resaltó que la unión del sector privado junto a los Estados es para ayudar a los países a mejorar la economía.

"Aquí nos hemos enterado y nos alegra mucho del trabajo entre la empresa privada y el sector público. Nuestros colegas de aquí nos cuentan del buen trabajo que están haciendo con el gobierno de Nicaragua. Muchos de nuestros países estamos divorciados y sin duda lo que vemos acá es que los beneficiados van hacer los nicaragüenses", sostuvo.

Por su parte, el Presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Juan Belmonte, señaló que en España se está creciendo en un tres por ciento, muy por debajo de Nicaragua, un hecho que los hace querer aprender cómo trabaja el país.

"Aquí se ha demostrado que debemos buscar alianzas para que la economía sea mejor. El cinco por ciento de crecimiento de Nicaragua es muy grande, no se crece en estos momentos así, nosotros en España estamos creciendo en un tres por ciento y por eso venimos a escuchar el esfuerzo que ha hecho Nicaragua por ser una economía más potente y más fuerte", indicó.

Guy de Pierrefeu, presidente de la Cámara de Comercio de Tegucigalpa, Honduras, comentó que el diálogo y consenso de Nicaragua es una muestra de la eficiencia de la administración del gobierno, que se apoya en los recursos privados para sacar adelante al país.

"Para poder ampliar la capacidad de inversión, particularmente en infraestructura y en proyectos que beneficien al país en general, cuando uno analiza la magnitud del problema se da cuenta que los estados no tienen los recursos necesarios para poder invertir en este tipo de infraestructura y es ahí donde se entiende el beneficio de una alianza público-privada, porque permite que le den beneficios al pueblo", señaló.

"Creemos que Nicaragua está en el camino correcto al seguir este proceso de alianzas público-privadas, en muchos otros países del mundo está funcionando con mucho éxito", subrayó.