En Francia, el Reino Unido, Alemania y Turquía se llevaron a cabo algunas de las manifestaciones más multitudinarias celebradas en Europa.

Cientos de personas se congregaron en Dublín, Irlanda.

En la ciudad de Nueva York, EE.UU., activistas civiles y por los derechos humanos denunciaron el respaldo de Washington a los ataques y corearon eslóganes como "Palestina Libre".

Durante la marcha llevada a cabo en Londres, la multitud mostró su desaprobación ante la escalada de los enfrentamientos, en los que ya han muerto desde el miércoles al menos 67 palestinos, e insistió en que la comunidad internacional debería tomar medidas para frenar el conflicto y poner fin a las violaciones y la ocupación.

En Egipto, miles de personas se concentraron en la plaza de la Liberación o plaza Tahrir, en El Cairo, donde se pudieron oír gritos de “muerte a Israel”. Se organizaron marchas de oposición a los ataques de Israel también en el Líbano, Irán y Turquía. Además, cientos de personas asistieron a la concentración celebrada en Cisjordania, donde se veían numerosas banderas verdes de Hamás.