Al menos una persona murió y otras tres resultaron heridas este domingo tras explotar un carro que formaba parte de la Misión Especial de Observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en el este de Ucrania.

El vehículo en el que viajaban los observadores internacionales explotó cerca de la República Popular de Lugansk, luego de pasar por encima de una mina antitanque, confirmó el presidente de la organización, Sebastian Kurz.

Las autoridades de Lugansk señalaron que el incidente se trató de un acto de sabotaje perpetrado por parte de las fuerzas ucranianas cerca de la zona.

El representante del Ministerio de Seguridad Nacional de Lugansk apuntó más tarde que los observadores viajaban en dos automóviles pero el segundo no sufrió daños.

De acuerdo con la Milicia del Ejército de Lugansk, el carro de la misión europea se salió de la ruta habitual y tomó otro camino, hecho que no está establecido ni permite la OSCE.

En 2014 Ucrania realizó una operación militar contra las provincias orientales de Donetsk y Lugansk, donde se proclamaron repúblicas independientes, como respuesta al golpe de Estado y cambio de Gobierno en Ucrania. Por esta operación se han registrado hasta el momento 10.200 muertos, según datos de las Naciones Unidas.