De 300 estudiantes que participaron en el torneo de competencias universitarias en la Universidad “Hung Kuang”, el pasado 1 de abril, el nicaragüense Renán Guevara de 25 años, se alzó con la Medalla de Oro.

La confianza en sí mismo, la disciplina, el apoyo de su equipo y el entrenamiento, fueron claves para que  Renán Guevara ganara la presea que lo ha convertido en Orgullo para Nicaragua.

En una entrevista vía Whatsapp con El 19 Digital, Renán dijo sentirse satisfecho por el logro alcanzado.

“Todo el entrenamiento dio resultado, la fe que tenía en mi mismo, el apoyo de mi equipo, lograron que yo alcanzara ese triunfo. Para mí fue un placer representar a Nicaragua y la verdad que supere mis expectativas porque yo participe para dar lo mejor de mí, pero todo salió bien, gane la medalla y es un honor dejar en alto a mi nación”, expresó.

Renán afirmó que sintió emoción y alegría al escuchar las felicitaciones que le hiciera la Vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo, por haber ganado la medalla de oro.

“La verdad no me lo esperaba, quede sorprendido al escuchar la grabación de la Vicepresidenta de Nicaragua, en la que decía que soy un orgullo para Nicaragua; fue muy emocionante para mí y estoy seguro que también para mi familia", comentó.

La meta de Guevara es profesionalizarse para regresar a su patria y aportar sus conocimientos al desarrollo de la nación.

“Compartir con diferentes personas y compartir una cultura diferente a la nuestra, son ventajas que debo aprovechar al máximo. Mi meta es concluir con excelentes calificaciones, regresar a Nicaragua con más capacidades y conocimientos, para contribuir en el desarrollo de mi país”, aseguró.

Pasión por el Taekwondo

Renán practicaba Judo cuando era adolescente, pero fue cuando llegó a Taiwán que realmente se interesó por practicar Taekwondo.

“Al ingresar a la universidad me di cuenta que había un equipo profesional de Taekwondo, me uní al equipo de la universidad, seguí practicando y me encantó por las diferentes estrategias de combate”, relató.

"La próxima competencia es a finales de noviembre. Esta fue mi segunda competencia, la primera fue en noviembre de 2016 y gane medalla de bronce", detalló.

"El plan es seguir aprendiendo del Arte Marcial, para seguir mejorando mi técnica. En el último combate donde obtuve la medalla de oro, fue un oponente rudo, muy fuerte, ambos estábamos cansado, nos fuimos a 4to round y en ese logré ser más ágil. Cada rival fue digno de respeto", añadió.

Al referirse a la preparación que lo llevó a obtener su medalla de oro, dijo que estuvo entrenando semanalmente para mejorar la resistencia.

La competencia de 300 personas de todos los niveles y pesos, se desenvuelve por eliminación directa, los 2 rivales se miden en 3 round en 1 minuto y medio y el que tenga más punto pasa al siguiente round o el que gane por knockout. De los 300 participantes, había taiwaneses, estudiantes 3 universidades de Hong Kong, solo Renán y otro compañero no eran asiáticos.

La Beca es fruto de su dedicación al estudio

El joven nicaragüense, explica que “como parte del curso de titulación de su carrera universitaria, hice un postgrado en Cooperación Internacional para el Desarrollo en la Universidad Americana (UAM), cuando lo culminé, se da la visita de la embajadora de Taiwán a la Universidad explicando el Programa de Beca que ofrecen, me motivó y como cumplía los requisitos apliqué en marzo de 2016”.

“En julio de 2016, me gradué de la carrera de Diplomacia y Relaciones Internacionales con la mención honorífica Cum Laude, y en ese mismo mes me dan la noticia que fui aceptado en el programa de Beca que ofrece la embajada de Taiwán en Nicaragua”, explicó.

Renán llegó a China (Taiwán) el 1 de septiembre de 2016, lleva 8 meses estudiando en la Universidad “Fu Jen University”, ubicada en Taipéi.

“Lo que más extraño, me atrevería a decir que es mi familia, pero cuando uno está enfocado en sus metas, eso te da motivación para seguir adelante y sacrificarte para un desarrollo personal”, valoró.

Hay que aprovechar el tiempo

Renán se describe como una persona tranquila, que siempre ha tenido deseos de superación, y que todo lo que se propone lo ha logrado.

“Me gusta el deporte, la lectura, enriquecerme culturalmente, intelectualmente, y académicamente con ganas de aprender más y más”, dijo.

“No es complicado mantener un buen rendimiento académico y a la vez practicar un deporte, cuando tienes tu rutina y disciplina solo hay que acomodar el tiempo, porque tiempo hay. En mi caso ya tengo establecido el plan de la semana, así que lo que hago es aprovechar el tiempo al máximo, así que puedo decir que me ha ido bien, no me distraigo, yo me enfoco en dar lo mejor de mí”, expresó el destacado deportista.

Este joven destaca que el apoyo que ha recibido de su familia, ha sido de gran importancia para continuar cumpliendo sus metas.

“Mi mensaje a los jóvenes es que aprovechen el tiempo, no hay mejor sentimiento que irse acostar con esa satisfacción de que aprovechamos el día, y que invertimos bien nuestro tiempo”, enfatizó.

Taiwán y Nicaragua mantienen relaciones bilaterales

Taiwán es un país que se ha esforzado mucho en mantener sus relaciones bilaterales con países hermanos como Nicaragua y ofrecer estas oportunidades.

“Aquí me han hecho sentir bien, como que estoy en mi casa, en cuanto a la comida me ha gustado todo, aunque si, te da nostalgia y ansias por comer la comida nicaragüense”, mencionó.

"En cuanto al país, es seguro, la gente es muy respetuosa, y en la universidad se promueven una variedad de actividades extracurriculares", destacó.