La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) informó que la nave espacial Dawn arrojó imágenes de deslizamientos de tierra en el planeta enano Ceres, con las cuales crece la evidencia de que retiene hielo de agua.

El estudio expone cómo el hielo pudo haber dado forma a la variedad de deslizamientos vistos en la actualidad en Ceres, muchos de los cuales son similares a los observados en la Tierra, dijo la líder del proyecto, Britney Schmidt.

En la investigación, publicada en la revista Nature Geoscience, Schmidt y su grupo de investigación identificaron tres tipos de deslizamientos de tierra, destacó la NASA en su página de Internet.

"La ubicación de estos diferentes tipos de características refuerza la idea de que el subsuelo poco profundo de Ceres es una mezcla de hielo y roca, y que el hielo es más abundante cerca de la superficie en los polos", explicó Schmidt.

El texto también indica que entre 20 y 30 por ciento de los cráteres de más de 10 kilómetros de ancho tienen algún tipo de deslizamiento de tierra asociado con ellos.

Dichas características que se forman a partir de una mezcla de roca y hielo, sólo habían sido observadas en la Tierra y Marte, refiere la publicación de la profesora adjunta en el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta, Estados Unidos.

Fundados en la forma y distribución de los deslizamientos en el planeta enano, los científicos estiman que el hielo en pocas decenas de metros superiores de Ceres puede variar de 10 por ciento a 50 por ciento en volumen.

La nave espacial Dawn, a finales de este mes, estará entre el Sol y el cráter de Ceres, Occator. La ubicación ofrecerá nuevas perspectivas sobre el material reflectante del punto más brillante del planeta enano.

El hallazgo se suma a las evidencias de materia orgánica en Ceres. Así como a estudios previos que muestran han encontrado en el planeta enano minerales, carbonatos, hielo, amoníaco y arcillas que los investigadores suponen, han sido alterados por agua.