La aerolínea Emirates reducirá sus vuelos a cinco ciudades de Estados Unidos por la caída de la demanda en Medio Oriente tras restricciones de viaje impuestas por el gobierno de Donald Trump, anunciaron hoy fuentes empresariales.

Una portavoz de la compañía insignia de Emiratos Árabes Unidos (EAU) señaló que en los últimos tres meses constataron un significativo deterioro del perfil de reservas para todas las rutas norteamericanas en todos los segmentos de viaje.

La empresa con sede en esta capital recordó que después de asumir la presidencia, Trump firmó dos órdenes ejecutivas prohibiendo la entrada a territorio estadounidense de refugiados y ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

'Su administración también impuso medidas de seguridad vetando que equipos electrónicos grandes como laptops pudieran llevarse en la cabina de aviones que vuelen desde varios países (del área)', puntualizó la vocero.

Recalcó que recientes acciones del gobierno estadounidense relativas al otorgamiento de visas de entrada, la seguridad agudizada y las restricciones de equipos electrónicos en cabinas de aviones tuvieron un impacto directo en el interés del consumidor y la demanda para viajes aéreos a Estados Unidos'.

En consecuencia, a partir de mayo próximo Emirates reducirá sus vuelos a Fort Lauderdale y Orlando de cinco semanales a uno, mientras que a Boston y Seattle bajará de dos a un servicio diario.

Pocos días después de asumir el cargo, Trump rubricó a finales de enero pasado una orden ejecutiva inicial que en principio vetaba por 90 días la entrada a Estados Unidos de ciudadanos procedentes de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, Iraq y Yemen, y a 120 días el veto para los refugiados.

Luego de una revisión de la medida, la Casa Blanca retiró a Iraq de esa lista el 6 de marzo.