El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se presentó hoy como el candidato del pueblo para las próximas elecciones anticipadas de Reino Unido pactadas para el 8 de junio próximo.

Entre sus promesas iniciales de campaña, Corbyn aseguró que se considera la alternativa popular para el Gobierno de la primera ministra conservadora, Theresa May, además de comprometerse a aplicar mayores tarifas de impuestos a los más pudientes.

De esta manera, el político de 67 años pretende emprender una carrera electoral enfocada en el populismo y contraria a los intereses de los ricos y las corporaciones más poderosas del país.

Asimismo, con dicha estrategia pretende desafiar los sondeos previos a los comicios, los cuales vaticinan una holgada victoria del Partido Conservador, al cual pertenece May, y el cual cuenta con un 24 por ciento de intención de voto contra un 12 por ciento de la formación política de Corbyn.

'Es el poder establecido frente al pueblo y es nuestra obligación histórica asegurarnos de que el pueblo prevalezca. Nosotros no aceptamos que sea natural que Reino Unido sea gobernado por una élite y los evasores de impuestos', indicó el flamante candidato al respecto.

¿Cómo se atreven a aplastar la economía con su temeridad y codicia, y luego castigar a aquellos que no tienen nada que ver? El pueblo británico sabe que son los verdaderos creadores de riqueza, contenidos por un sistema amañado por los extractores de riqueza, con concluyó.

Corbyn lidera el Partido Laborista desde el 12 de septiembre de 2015, luego de ser elegido en primarias con el 60 por ciento de los votos y se declara abiertamente opositor de los conservadores y su estadía en la cúpula política de Reino Unido.