En total, cifras preliminares estiman en 11 la cantidad de palestinos que han sido asesinados por Israel en el inicio del fin de semana, residentes de la población de Jebaliya (norte de Gaza) y las ciudades sureñas de Khan Yunis y Rafah, además del distrito central de Mughazi.

Medios árabes y palestinos entre las recientes víctimas a varios niños menores de 10 años de edad y un bebé de 11 meses de nacido, como consecuencia de los casi 50 ataques ejecutados por Israel en las primeras ocho horas del sábado.

En relación a la cifra total de muertes de los últimos cuatros días, la cantidad sufre una leve variación, dependiendo del medio. La agencia iraní Press TV contabiliza 41 palestinos asesinados, la cadena Russia Today reporta 40 muertes, mientras la agencia española EFE reseña 39 decesos.

Testigos palestinos declaran a Press TV que “explosiones ensordecedoras sacudieron a la Franja, bombas han caído en las calles cercanas a las universidades y cientos de personas han resultados heridas por esta ofensiva”,

La población palestina denuncia también que pueden escucharse y observarse helicópteros de combate israelíes sobrevolando la Franja, motivo pro el cual temen se acerque una posible invasión terrestre.

Según agencias internacionales, el Cuartel General del Movimientod e Resistencia Silámica Palestino Hamas han estado bajo ataque israelí. Incluso, algunos medios aseguran que fue destruido, aunque la información no ha sido confirmada por fuentes palestinas.

Por otro lado, la televisión israelí citó que el jefe israelí de la Asamblea General, Benny Gantz, autorizó a la administración del primer ministro Benjamin Netanyahu “la ampliación de la operación contra la Franja de Gaza”.

Tel Aviv ha comenzado la movilización de 75 mil efectivos militares del ejército hacia la frontera de la Franja, anunciado una posible incursión terrestre en el enclave costero.