De esta manera el candil, la veladora y el ocote, serán parte de la historia de estas familias de las comunidades Santa Ana, Raúl Zapata, Las Palancas y la Rioja, que desde esta semana cuentan con energía eléctrica las 24 horas del día.

Para celebrar este programa de restitución de derechos, las familias protagonistas, las autoridades municipales y el Presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) compañero Salvador Mansell, se congregaron en la comunidad Raúl Zapata para inaugurar el proyecto.

En esta  jornada del Poder Ciudadano, los pobladores pudieron intercambiar palabras con el ingeniero Mansell, quien manifestó que por orientaciones del Presidente de la República Daniel Ortega Saavedra informó que en el 2013 se tiene contemplado llevar electricidad a unas mil comunidades del país.

Aseguró que en este 2012 se han electrificado unas 400 comunidades rurales que durante la época neoliberal fueron abandonadas a su suerte, mientras la oscuridad les negaba el desarrollo que están logrando con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

“Cada vez que más familias están obteniendo el derecho al acceso a la energía, es una alegría para todos los nicaragüenses y aprovechamos para ver el trabajo con la comunidad, con los gobiernos locales para hacer mejor nuestro trabajo, porque este intercambio que tenemos con los pobladores nos damos cuenta de los errores o faltas que en algún momento hemos tenido”, dijo Mansell.

Aprovechó el dialogo con los periodistas, para informar que se está avanzando en la instalación de luminarias públicas en las calles de los barrios del país, incluyendo en parques, escuelas y lugares de concentración importante de población.

Tener electricidad es una bendición de Dios


“Este año estamos con una cobertura de electrificación del 72 por ciento y esperamos llegar al 78 por ciento el próximo año, para llegar al 2016 a un poco más del 90 por ciento, que es la meta que nos hemos propuesto para incorporar a más familias”, expresó el funcionario sandinista.

Desde el 2007 al 2011 en Nicaragua unas 900 comunidades cuentan con energía eléctrica, a esta cifra hay que sumarle las 400 que ya tienen este derecho restituido. Mansell informó que en este nuevo periodo de Gobierno Sandinista se tiene contemplado invertir unos 120 millones de dólares para llevar electricidad a las comunidades rurales.

En la comunidad de Raúl Zapata habitan unas 65 familias que se dedican en su gran mayoría al trabajo agrícola, pero desde que cuentan con energía eléctrica los pequeños negocios están surgiendo, como el caso de Marcia Moncada, que tiene una pequeña pulpería que ahora oferta productos que requieren refrigeración.

“Tengo varios meses de tener esta pequeña venta, pero desde que tengo luz eléctrica ya puedo vender pollo, leche y gaseosas heladas y eso es una bendición de Dios que utilizó al comandante Daniel Ortega Saavedra, para darnos estos beneficios sociales”, comentó doña Marcia, quien también ha adquiridos un televisor, un abanico y otros electrodomésticos que le ayudan al bienestar de su familia.

“Antes vivíamos en la oscuridad porque no teníamos posibilidades de poner la luz (electricidad) y solicitamos varias veces a los gobiernos anteriores y nos pedían grandes cantidades de dinero, pero con el Frente Sandinista no tuvimos que pagar nada para que vinieran a instalar los postes y el tendido eléctrico, por eso decimos que es una gran Bendición de Dios”, expresó doña Esperanza Carrasco, fundadora de esta comunidad que se comenzó a poblar hace 16 años.

Este esfuerzo contribuye al desarrollo de las comunidades y sus alrededores, donde predomina la agricultura y la ganadería extensiva a pequeña escala, así como al cultivo de frijol, sorgo y maíz. En este proyecto se invirtió unos 2 millones 184 mil 668 córdobas, distribuidos en las cuatro comunidades antes citadas.