El Director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), compañero Marcio Baca, brindó este miércoles una explicación científica sobre la caída de granizo y fuertes lluvias, registradas el pasado 18 de abril en varios sectores del Norte del país.

El especialista, expuso en conferencia de prensa, que este fenómeno generalmente se presenta en zonas o áreas muy reducidas.

“Este fenómeno se forma en nubes llamadas “cumulonimbus”, las cuales tienen un desarrollo vertical muy grande, de hasta 6 kilómetros de largo sobre la atmósfera”, refirió.

En este sentido, explicó que el viento cálido y húmedo que venía entrando desde el Caribe de Nicaragua, llegó a las zonas montañosas, convergiendo con vientos procedentes de la zona del Pacífico, producto de una línea de inestabilidad que se estaba generando.

“Al converger estos vientos sobre la zona central, y ascender rápidamente, estos vientos formaron esas nubes (comulonimbus). La parte baja de estas nubes, generalmente están formadas por partículas de agua muy pequeñas”, refirió.

ineter

“No hay que asustarse por granizo”

Detalló que, en la medida que este viento va entrando, y va formando esa nube, hay un efecto que provoca que estas pequeñas partículas se vayan juntando, hasta que forman el hielo.

“El agua se congeló, formó el cristal de hielo, el cual cayó por gravedad. El granizo fue acompañado de fuertes lluvias”, dijo Baca, ilustrando el fenómeno con imágenes satelitales.

El experto, explicó que la caída de granizo, es un fenómeno dentro del rango de lo normal, “y no hay que asustarse”.

Indicó que el Ineter, tiene registros de caídas de granizo en Managua, Chinandega, Madriz, Masaya, Jinotega y Matagalpa.

“Este fenómeno (caída de granizo) generalmente sucede en las horas de más calor, entre las 3 y 6 de la tarde”, aseguró.

ineter

No descarta otra caída de granizo

El Director de Meteorología, refirió que en el Norte del país, también se han registrado lluvias fuertes, incluso arriba de los 100 milímetros.

El compañero Baca no descartó que la caída de granizo se vuelva a registrar en otro punto del país, debido a las condiciones atmosféricas en este momento (con una línea de inestabilidad, y un anticiclón en una etapa de debilitamiento).

El especialista, también explicó que la Depresión Extratropical 1, registrada en estos momentos en las regiones del Atlántico Norte, no representa ningún peligro para Nicaragua, puesto que este fenómeno está muy lejos del país, y la temporada de huracanes inicia en junio.