El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, firmó ayer el Acuerdo Presidencial por el que se le otorga al poeta peruano Daniel Arturo Corcuera Osores la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, máximo galardón que Nicaragua confiere a quienes se distinguen en el ámbito de las ciencias, las artes, la educación, la investigación, la comunicación y la cultura.

En ocasión del sesquicentenario del nacimiento del Príncipe de las letras, y como parte de las celebraciones en su honor, el Gobierno Sandinista acuerda distinguir a Arturo Corcuera (Salaverry, 1935) por ser “una de las voces más notables y trascendentes de la poesía peruana contemporánea y uno de los escritores hispanoamericanos que enriquecen, con formas discursivas clásicas y modernas, el género lírico que nos legaran Rubén Darío y César Vallejo.”

La obra poética de Arturo Corcuera “ha merecido, por su mágico virtuosismo verbal y su discurso que enaltece la condición humana, innumerables premios literarios en diversos países de nuestra América, Europa y Asia, entre los que sobresalen el Premio Nacional de Poesía y el Premio "Casa de las Américas".”

El referido Acuerdo Presidencial también señala que el poeta Arturo Corcuera, “canta entre nosotros como un sabio juglar, anunciando la primavera que merecen nuestros pueblos, en consonancia con su militante postura solidaria con las causas justas populares en defensa de la humanidad.”

La Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío ha sido concedida en años anteriores a personalidades nicaragüenses y extranjeras de la talla de Julio Cortázar, Óscar Niemeyer, Eduardo Galeano y Oswaldo Guayasamín. Al otorgarle la Orden al poeta Arturo Corcuera, el pueblo y el Gobierno de Nicaragua le hacen patente su aprecio y afecto y, en su persona, al hermano pueblo del Perú.

ARTURO CORCUERA OSORES

Nace en el Puerto de Salaverry, La Libertad, Perú, en 1935. En 1963 finaliza sus estudios de literatura en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima; luego realiza su perfeccionamiento, en Literatura, en Madrid – España, entre los años 1964-1966. En 1963 ganó el Premio Nacional de Poesía. De su poemario Noé delirante se han realizado, hasta el momento, once ediciones, cuatro de ellas con ilustraciones de la artista plástica Tilsa Tsuchiya. Una de las reimpresiones, en 1990, alcanzó una edición de cuarenta mil ejemplares, en el diario Página Libre. Corcuera, llamado por la crítica el Mago de la palabra, ha sido invitado y ha asistido a más de un centenar de acontecimientos poéticos y culturales en América, Asia y Europa. En 1972 representó al Perú en la Bienal de Poesía de Knokke, en Bélgica. En 1974 integró el jurado del concurso Casa de las Américas de Cuba y en 1984 dirigió la asamblea poética del Congreso Mundial de Escritores La Paz, Esperanza del Planeta, efectuado en la ciudad de Sofía, Bulgaria. Ha publicado más de 20 libros de poesía y ha obtenido varios premios internacionales en España, Italia, Rumania, Chile, premios como Premio internacional de poesía Atlántida 2002 y Premio Internacional de Poesía Trieste di Poesía 2003, en Cuba ha ganado el premio Casa de las Américas y recientemente fue condecorado con la Medalla de la Cultura en la Habana. Sus libros han alcanzado grandes tirajes. Noé Delirante ha sido elogiado por Carlos Bousoño, el más grande teórico de la expresión poética. Mario Benedetti ha dicho: “Corcuera es un valor indiscutible no solo de la poesía de su país sino también de América Latina”. Además ha sido elogiado por Emilio Adolfo Wesphalen, Justo Jorge Padrón, Antonio Cisneros, por José Fernández de La Sota, el poeta y crítico Vasco. Ha sido traducido a varios idiomas. En la actualidad dirige en Lima la revista de poesía Transparencia.

Obras
Noé delirante, 1963; Primavera triunfante, 1964; Las Sirenas y las estaciones, 1976; Poesía de clase, 1968; Los amantes, 1978, La Gran jugada o crónica deportiva que trata de Teófilo Cubillas y el Alianza Lima, 1979; Puente de los suspiros, 1982; Corea Monte de diamante, 1984; Prosa de juglar, 1992; Canto y gemido de la Tierra, 1998; Puerto de la memoria, 2001; Sonetos del viejo amador, 2001; Parajuegos, 2002; A bordo del arca (Premio Casa de la Américas, 2006); Baladas de la piedra, del amor y de la muerte, 2017.

Premios
Premio Nacional de Poesía, 1963
Premio Internacional de Poesía Atlántida, 2002
Premio Trieste de Poesía, 2003
Premio Casa de las Américas, 2006
Medalla de la Cultura Nacional de Cuba, 2016