Las instituciones que integran el Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres (SINAPRED), a través de su titular Guillermo González, calificaron de exitoso los diferentes planes ejecutados para prevenir las emergencias durante la Semana Santa.

Se puso en práctica todos los preparativos que se hicieron a comienzos del mes de marzo, con respecto a tener organizado todo el dispositivo nacional para atender cualquier situación que se presentara durante el período de verano, con más énfasis en Semana Santa, dijo González, resaltando que los puestos de mando instalados en el Pacífico, Norte, Zona Central y el Caribe, funcionaron positivamente.

Igualmente destacó que no hubo fenómenos naturales de gran relevancia y se tuvo una Semana Santa bastante tranquila. En el caso de los sismos, mencionó el ocurrido en la zona de San Pedro de Atacama en Chile, movimiento de 6.2 grados en la escala Richter que fue monitoreado por el puesto de mando nacional.

Situaciones puntuales atendidas por SINAPRED

Entre las emergencias atendidas por las instituciones, se encuentra el caso de una cisterna que derramó aproximadamente 200 galones de asfalto en la carretera La Paz Centro-Malpaisillo el pasado 11 de abril, que fue atendido de manera inmediata para evitar que los vehículos o motocicletas sufrieran un accidente.

Ese mismo día, en el mercado municipal de Chichigalpa 11 tramos se vieron afectados por los fuertes vientos. No se reportaron víctimas, solamente daños materiales menores. En Rivas en la comarca Roberto Turcios, en la finca Santa Elena se originó un incendio de maleza que fue controlado por el Cuarto Comando Militar.

En medio de la tranquilidad predominante en Semana Santa en la gran parte del territorio nacional, en el Caribe Norte se registraron lluvias que provocaron afectaciones menores en unas 35 viviendas.

El SINAPRED reportó 63 incendios forestales durante la Semana Santa, la mayoría por quema de malezas. Se están realizando las mediciones de las áreas afectadas, datos que serán detallados en los próximos días.

Hubo bastante incendios provocados en zonas de vertederos de basura, que en algunos momentos fueron atendidos para evitar alguna repercusión en la población”, destacó González.

En relación a las personas fallecidas por sumersión y accidentes de tránsito, se registraron menos que el año pasado.

Para las personas que van a asistir a los balnearios o conducir en las carreteras en los próximos días, llamó a la prudencia y al no consumo de bebidas alcohólicas, porque la vida es lo más preciado.

Felicitó a los 3 millones 800 mil personas que se movilizaron por los diferentes destinos turísticos que tiene Nicaragua, que camina por senderos de paz y progreso.