Según el reporte presentado por las autoridades, a las 10:15 de la mañana se recibió notificación de la Torre de Control Sandino, que informó que una aeronave declaró emergencia en la ruta San Juan de Nicaragua – Managua.

“A 62 millas de Managua el capitán hace el primer reporte de la emergencia. La aeronave era operada por la Empresa Administradora de Aeropuertos, una cessna 206 con matrícula YN-CHT, tripulada por el capitán Wilberto Martínez y el copiloto Audí Cáceres, más un pasajero que es el oficial de la policía, el  compañero Luis Irías y un guía canino”, especificó Carlos Salazar, director de Aeronáutica Civil.

Salazar indicó que después que el capitán de la aeronave reportó problemas técnicos en el motor, la tripulación procedió a realizar el acuatizaje en el archipiélago Nancital, ubicado en el lago de Nicaragua, en el municipio de Juigalpa, Chontales.

Detalló que el archipiélago está ubicado a 62 millas de Managua, y precisó que la aeronave está hundida a una  profundidad de 5 metros.

Las autoridades de aeronáutica civil confirmaron la muerte del capitán Wilberto Martínez y la desaparición del policía Luis Irías, el cual está siendo buscado por pobladores, buzos experimentados y miembros del Ejército de Nicaragua. En tanto el copiloto Audí Cáceres fue trasladado a un centro hospitalario de la capital donde se le brindó atención médica.

Comisión investigadora inicia trabajo de esclarecimiento

Por su parte Guillermo Guido, de la dirección de investigación de accidentes del INAC, indicó que tras recibir la notificación del accidente aéreo, se procedió a conformar una comisión investigadora, integrada por especialistas multidisciplinarios que indagarán sobre las causas del accidente.

“De acuerdo a los datos que tenemos,  la aeronave era un Cessna 206 H de fabricación norteamericana con matrícula YN-CHT, operada por la empresa administradora de aeropuertos que realizaba una operación privada”, explicó.

Agregó que la aeronave tenía capacidad para 6 ocupantes y hasta el momento de ocurrido el accidente tenía 1,350 horas de vuelo.

“Estaba dotada por un motor de 300 caballos de fuerza y tenía todo su  mantenimiento en orden de acuerdo a los datos obtenidos por el operador. Además su certificado  de aeronavegabilidad que le emite el INAC está en orden y su vencimiento es hasta octubre del 2013”, especificó.

Guido indicó que una vez que se rescate la aeronave se iniciará el proceso de investigación en la misma.

Las autoridades comentaron que la última tragedia aérea en el país se registró en el año 1999, con una aeronave de La Costeña. Otros incidentes menores se han registrado con aeronaves de uso agrícola, indicaron.  

Capitán Wilberto Martínez era un héroe anónimo


En una comunicación del INAC, los compañeros y colegas del fallecido Capitán Wilberto Martínez (1959 -2012), lamentaron su muerte y manifestaron sus condolencias a sus familiares y seres queridos.

Según relató el Capitán Marvin Padilla, compañero de muchos años de trabajo del fallecido, Martínez era una persona humilde.

Siendo joven, en la década de los 80 se integró a la fuerza aérea, “fue fundador de la fuerza aérea, de la primera escuela de aviación de la fuerza aérea”, dijo Padilla.

“Ahí comenzó la vida de Wilberto un muchacho de Matagalpa,  jovial, excombatiente. Ahí nos formamos hasta los años 90 cuando nos retiramos de la FFAA”, comentó.

“El es un héroe de los muchos que andan por las calles que no  andan con la bandera diciendo que son  héroes, son anónimos, Wilberto fue derribado en tres ocasiones en la lucha contra el somocismo y contra el imperialismo”, aseguró.

“Wilberto era conocido como “la mula”, porque era terco y era un hombre siempre humilde y jovial. El con su esposa procreó tres hijos… con el Gobierno Revolucionario en este nuevo proceso uno de sus hijos que se graduó de abogado, esta aquí en transporte aéreo y es un tremendo elemento que nos ha ayudado a desarrollarnos en aeronáutica civil”, indicó.

Sobreviviente cuenta del accidente de aviación


El sobreviviente del accidente de aviación en la zona de Acoyapa, Audi Cáceres, de 43 años de edad fue atendido inicialmente por el personal médico del Hospital Alemán Nicaragüense, pero posteriormente fue trasladado en una ambulancia hacia el Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños donde sería revisado minuciosamente.

De acuerdo con Delia Rueda, prima de Audi Cáceres, afirmó que su primo, el copiloto les dijo que el avión les falló y el piloto hizo infructuosos intentos por hacer planear la nave, pero esta comenzó a caer en picada hacia el lago de Nicaragua donde se hundió en las aguas.

Entre tanto los familiares del policía Luis Fanor Irías, de la técnica canina, esperaban también información en el hospital Alemán con la esperanza de que llegara vivo, pero hasta ahora lo único que saben es que se encuentra desaparecido.

La información la entregó Rita Huembes, tía del agente policial de 32 años de edad y miembro de la técnica canina.