La cifra se elevó en horas de la madrugada del jueves, luego que tres palestinos -dos mujeres y un hombre- fallecieran cuando un cohete impactó contra un edificio palestino en la sureña ciudad de Kiryat Malachi.

Adicionalmente, Hamas lamenta que más de un centenar de personas hayan resultado heridas como consecuencia de estos ataques, así como también que los daños materiales ocasionados a infraestructuras y viviendas sean incalculables.

Mientras los bombardeos persisten, los palestinos celebran la ceremonia fúnebre de Ahmed Jabari, jefe del ala militar de Hamás y la figura clave del grupo en Gaza, quien fue este miércoles durante un ataque aéreo mientras viajaba en su automóvil.

En tanto, la cadena iraní Press TV reseñó que durante las primeras horas del jueves, fuertes explosiones se han escuchado en las adyacencias del Consejo Legislativo Palestino (PLC), en el distrito de Rimal, en el centro de Gaza.

Por todo ello, el Movimiento Hamas señaló que están disparando cohetes hacia la capital israelí de Tel Aviv, en represalia por las 13 muertes atribuidas al régimen sionista.

El ejército israelí bombardea frecuentemente la Franja de Gaza, con la excusa de que tales ataques se realizan con “fines defensivos” y contra objetivos militares, aunque la gran mayoría de las víctimas sean civiles, sin excluir a mujeres y niños.

El régimen de Tel Aviv mantiene un férreo bloqueo contra Gaza desde 2007, impidiendo a los ciudadanos de la zona disfrutar de derechos humanos fundamentales, tales como trabajo, salud, educación y libertad de circulación.

Los ataques se han incrementado después que el Gabinete israelí concedió al primer ministro, Benjamin Netanyahu, autoridad plena para ampliar la ofensiva contra Gaza.

La embajadora Estados Unidos en las Naciones Unidas, Susan Rice, defendió la ofensiva israelí contra los palestinos en el enclave costero, bloqueando así cualquier posibilidad de sanción contra Israel.

Rusia condena ataques desproporcionados contra Gaza

Rusia condenó este jueves el desproporcionado uso de la fuerza en los ataque aéreos contra la franja de Gaza al tiempo de solicitar a los militantes palestinos que cesen los disparos de cohetes contra el Estado hebreo.

"Los ataques contra el sur de Israel y los desproporcionados ataques contra Gaza - especialmente cuando mueren civiles a ambos lados - son absolutamente inaceptables", dijo el portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores Alexander Lukashevich en un encuentro con la prensa.

El portavoz manifestó su preocupación por esta violencia, particularmente peligrosa porque se da en un contexto de inestabilidad regional debido al conflicto en Siria y a la guerra en Libia el año pasado.

Lukashevich dijo que Israel y los palestinos están comprometidos en una carrera que puede llevar a un mayor derramamiento de sangre entre ellos y degenerar en un conflicto de mayores proporciones.

"Llamamos enérgicamente a todas las partes comprometidas a poner fin al enfrentamiento armado y a evitar un mayor derramamiento de sangre", dijo el portavoz ruso.

"Teniendo en cuenta la frágil situación en el Medio Oriente y en toda la región del Norte de Africa, creemos que estos estallidos de violencia podrían tener  peligrosas consecuencias, incluso en otros lugares del mundo árabe".