Familiares, amigos y colegas, asistieron la tarde y noche de este domingo a la vela del reconocido periodista y escritor nicaragüense, Mario Fulvio Espinoza, quien en 2008 recibiera la Orden Independencia Cultural Rubén Darío de manos del Presidente-Comandante Daniel Ortega.

Desde la Funeraria Monte de los Olivos, decenas de personas llevaron ofrendas florales, retratos del destacado periodista; compartieron recuerdos, anécdotas que jamás olvidarán de este gran ser humano, artista de formación y vocación.

El Co Director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), compañero Luis Morales Alonso, aseguró que Mario fue un gran ser humano, que formó a varias generaciones de periodistas y hacedores de opinión, con su cátedra y ejemplo.

“Fue un gran historiador de Managua, y se comunicó a través de sus escritos con su pueblo de una manera directa”, indicó Alonso, al asistir al velatorio.

El también destacado periodista Manuel Espinoza Enríquez, valoró que Mario Fulvio, es, como lo han dicho muchos titulares de periódicos, un verdadero maestro de generaciones.

“Fue reportero, redactor, profesor universitario, fundador de escuelas de periodismo. Fue dirigente de gremios profesionales; Co Fundador de la Federación Latinoamericana de Periodistas, refirió Espinoza.

En este sentido, dijo que Mario realmente fue un extraordinario ser, dedicado a dejar un legado, una enseñanza de lo que puede hacer un hombre con su gran talento y vocación.

Por su parte, el periodista Silvio Conrado, dijo en entrevista para El 19 Digital, que el profesor Mario Fulvio, fue una gran personalidad, quien trabajo para radio, televisión y prensa escrita.

“Su lucha ha sido desde tiempos de la dictadura de Somoza. El periodismo progresista de aquellos tiempos; Mario usó el periodismo como una trinchera de combate, y forjó a muchos otros elementos”, sostuvo.

Una de las hijas de Mario Fulvio, Lucia Gioconda Espinoza, explicó que la trayectoria de su papá, está también forjada desde la sencillez y humildad que le caracterizaba.

“Nos enseñó a tratar a toda la gente con dignidad y respeto. Recuerdo, que nos llevaba a su trabajo, y me acuerdo que nosotros le cargábamos las grabadoras, las libretas y las cámaras”, rememoró Lucia.

El compañero Tupac Espinoza, quien ha trabajado para el Ministerio de Economía Familiar, y es hijo de Mario Fulvio, agradeció todos los presentes y acompañamiento de familiares, amigos y autoridades de Gobierno.

“Mi padre siempre nos preparó para su partida. Nos enseñó que la vida sigue, y que es durante la vida que una persona tiene que dar todo”, dijo Tupac.

Explicó que su papá, hasta el último momento de su vida, siguió escribiendo, siguió pintando, y dando todo su amor por su familia, valores que aprecia, y que trascienden en su corazón.