El papa Francisco condenó hoy con firmeza la guerra y el terrorismo durante la misa que presidió en el Vaticano este Domingo de Ramos, el mismo día en el que al menos 33 personas han muerto en un atentado en Egipto. En ese sentido, expresó su pésame y pidió orar por las víctimas en dos iglesias copta. "A mi querido hermano, su santidad el papa Teodoro II, a la iglesia copta y a toda la querida nación egipcia expreso mi profundo pesar", dijo el pontífice durante la oración del Ángelus.

"Rezo por los difuntos y los heridos; estoy cercano a los familiares y a toda la comunidad", agregó el papa Francisco, quién presidió en la plaza de San Pedro del Vaticano la celebración litúrgica del Domingo de Ramos y la Pasión del Señor, con la que dio inicio a los ritos de Semana Santa. "Que el Señor convierta los corazones de las personas que siembran terror, violencia y muerte y también el corazón de quienes fabrican y trafican las armas", agregó.

No fue la única condena que realizó contra el terrorismo, el papa Francisco también mencionó el atentado del pasado viernes en Estocolmo cuando un camión robado irrumpió en la principal calle peatonal de la capital sueca y causó 4 muertos. "A la Virgen Santa confiamos las víctimas del ataque terrorista ocurrido el viernes en Estocolmo, así como aquellos que son sometidos a duras pruebas por la guerra, desgracia de la humanidad", afirmó.

Ambas declaraciones se produjeron momentos antes del rezo del Ángelus dominical, pero también tuvo palabras en rechazo de la violencia durante la homilía que pronunció con motivo de la festividad del Domingo de Ramos. Jesús -aseguró Francisco- está presente en aquellos que "sufren a causa de un trabajo esclavo, por los dramas familiares, por las enfermedades", por "la guerra y el terrorismo, por culpa de los intereses que mueven las armas y dañan con ellas" y también en aquellos que ven pisoteada "su dignidad" y se sienten "descartados".

Cabe mencionar que el papa Francisco efectuará una visita de dos días a Egipto los próximos 28 y 29 de abril.