La tarde del viernes, cuando miles de trabajadores iniciaron su periodo de vacaciones de Semana Santa y el traslado a sus departamentos de origen, generando mayor tráfico vehicular y riesgos de accidente, los Bomberos Unificados, la Cruz Roja Nicaragüense y la Policía Nacional realizaron la jornada denominada “Un Día sin Sirenas”, como parte de la campaña de prevención de accidentes desarrollada a nivel nacional.

La iniciativa, desarrollada en la Rotonda Jean Paul Genie, es parte de ese llamado a la conciencia y la responsabilidad que hacen las diversas instituciones, con el objetivo que en este periodo no se reporten más accidentes de tránsito, lesiones y muertes por no respetar las leyes de tránsito.

“Esta idea la estamos impulsando de cara a prevenir tantos accidentes de tránsito en los que nosotros estamos inmersos debido a nuestro trabajo de primera respuesta. Hoy estamos llamando a los conductores a ser responsables, no exceder los límites de velocidad y respetar a los demás conductores en las vías. Nosotros soñamos con un día sin accidentes y creo que podría ser posible si somos responsables”, expresó el Comandante Enrique Chavarría, Primer Jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua.

El rol que desempeñan los Bomberos y la Cruz Roja al momento de los accidentes es vital, pues son ellos quienes dan la primera respuesta a los lesionados, situación que muchas veces se torna difícil debido a las condiciones críticas en las que se encuentran los involucrados.

“Nosotros queremos despertar conciencia en la población y hacerles ver que un accidente les puede marcar la vida. No queremos escuchar más sirenas en las calles por causa de un accidente, démosle valor a la vida, aunque sea un día conduzcamos con precaución y cortesía pues para los socorristas en difícil ver personas lesionadas de gravedad o muertas”, dijo Aldrid Flores, Responsable de Operaciones de Cruz Roja Nicaragüense.

Durante el evento, se distribuyeron volantes con mensajes alusivos a la prevención de accidentes, así mismo se colocaron pancartas, pero sobre todo se demostró que la vida es un bien preciado el cual debe cuidarse a diario.

Foto: Archivo/referencial