El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolló junto a productores cafetaleros un taller para promover innovaciones para el control de la roya y la broca.

El uso de nuevas alternativas en los plantíos de café fue el tema central de este encuentro en el que se tomaron en cuenta las afectaciones del cambio climático.

El productor Arnulfo Vázquez, de San Ramón, Matagalpa, habló sobre la roya y cómo ha venido trabajando para desaparecerla de sus plantíos.

"La roya es un problema bien complejo en la cuestión de café porque lo que hace es exterminar las plantas, pero ahora con las nuevas prácticas que nos da el INTA vamos y voy descubriendo qué hacer para detener la plaga", expuso.

"Ahorita tengo tres manzanas sembradas, estamos haciendo pruebas para sacar semillas, ya está en desarrollo y este año vamos a ver el resultado", añadió.

César Acevedo Narváez, dijo que "en la actualidad nosotros estamos implementando algunas técnicas porque sabemos que el rubro café es muy importante, genera divisas al país, por eso estamos implementando la elaboración de fungicidas para contrarrestar el daño de hongos".

"Con esta técnica vamos a elevar el rendimiento, estas tecnologías no afectan al medio ambiente porque son orgánicas", explicó.

Por su parte, el co-director del INTA, Miguel Obando, explicó que este intercambio de experiencias mejorará la producción de café.

"Nicaragua ha venido avanzando y actualmente se posiciona en el tercer lugar de países de Centroamérica como productor de café, este año en la cosecha que acabamos de pasar hemos llegado a 2 millones 770 mil quintales exportando casi dos millones y medios de quintales", dijo.

"En rendimiento hemos pasado de ocho quintales a trece quintales, solo por debajo de Honduras que tiene 23 quintales de rendimiento y Costa Rica, quince quintales de rendimiento", subrayó.

"El espíritu emprendedor de los productores nos tiene adelante y por eso esta estrategia está apuntando a llegar a 25 quintales en promedio", explicó Obando.