El Padre Neguib Eslaquit, director del Centro Espiritual Betania, en Dolores, Carazo, expresó este viernes su total y absoluto rechazo contra la iniciativa de Ley Nica Act, promovida por un grupo de congresistas norteamericanos, para desestabilizar económicamente a Nicaragua.

Tras participar en la tradicional Bajada de la Sangre de Cristo, en Catedral Metropolitana de Managua, el Padre Eslaquit, en entrevista con El 19 Digital, dijo que su rechazo es total, en contra de toda actitud injerencista, en contra del pueblo nicaragüense.

“Todo aquello que pueda perjudicar a nuestro pueblo merece una condena y un rechazo enérgico de parte de todos los nicaragüenses que amamos a nuestra patria, y amamos a nuestra tierra”, expresó.

El líder religioso, enfatizó que no solo los nicaragüenses de buena voluntad, sino también la Organización de Estados Americanos (OEA), se ha pronunciado de una manera contundente, para que Nicaragua siga viviendo su proceso de paz, sin injerencismo de ninguna clase.

“Todos los nicaragüenses lo que queremos es la paz, queremos seguir en progreso; queremos seguir en tranquilidad, y seguir celebrando nuestras tradiciones, vivir nuestra fe. La Semana Santa es un momento para experimentar ese infinito y verdadero amor de Jesucristo con nosotros”, sostuvo.

El Padre Eslaquit, dejó sentada firmemente su posición en torno a esta iniciativa Nica Act, la cual también ha sido rechazada por el Gobierno de la República de Nicaragua, fuerzas representativas de la Asamblea Nacional y diferentes autoridades religiosas, políticas y de la empresa privada.

“Como nicaragüense y cristiano, rechazo profundamente cualquier injerencismo que pueda perjudicar, en lo más mínimo, a nuestro pueblo nicaragüense, principalmente a los más desposeídos”, expresó.

El Director del Centro Espiritual Betania, instó a todas las familias nicaragüenses, a continuar cada día luchando denodadamente para salir adelante, con alegría y seguridad.

“Que nos gocemos con las cosas lindas que va teniendo el pueblo, para que la Sangre de Jesucristo, continúe derramando una copiosa lluvia de bendiciones, en esta Tierra Bendita”, concluyó el líder religioso.