La huelga ocasionó la cancelación de 131 vuelos a primeras horas de la jornada. De las 2322 operaciones de despegues y aterrizajes programadas para hoy, 1344 están protegidas por los servicios mínimos. Un 20 por ciento de los vuelos con destinos europeos y un 40 por ciento del resto de vuelos internacionales están garantizados por esos servicios mínimos establecidos.

En una conferencia de prensa, Antonio del Campo, de Comisiones Obreras (CCOO), declaró que los sindicatos están satisfechos con el seguimiento que está teniendo la huelga. Los sindicatos lo han convocado contra las políticas de austeridad que está aplicando en un país asfixiado por la crisis económica.

"No estamos ante una huelga general al uso, estamos ante una huelga de autodefensa general", ha dicho el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez.

Desde que Rajoy entró en La Moncloa, en diciembre de hace un año, España suma ya miles de millones de euros en ajustes y recortes contra el déficit público que se dejan notar en pilares del Estado del bienestar como la sanidad y la educación y en prestaciones sociales como la del desempleo y que llevan a muchos ciudadanos a manifestarse desde hace tiempo en las calles españolas.

Mariano Rajoy: "No tiene sentido ser optimistas"

Los dos grandes sindicatos del país, UGT y Comisiones Obreras (CCOO), y otras 150 organizaciones sociales, entre ellas de juristas y hasta de futbolistas, reclaman al jefe del gobierno un referéndum sobre esas medidas de austeridad que no recogía el programa electoral con el que su partido ganó las elecciones generales hace un año y que, según aseguran, están agravando la crisis sin resolver los problemas de la sociedad española.

Cenetenares de piquetes y manifestaciones se desplegaron desde bien temprano en las principales ciudades de España, en el marco de la protesta que se inscribe en una jornada de protestas convocadas en varios países europeos contra la austeridad, el desempleo y la precariedad.

"Hacía falta otra huelga. No confío en que cambie mucho las cosas, pero al menos es una forma de protestar y de decirle al gobierno que no somos tontos", afirma Alberto Rojas, de 29 años, desempleado de la construcción desde hace dos años, mientras espera el bus en la estación madrileña de Nuevos Ministerios.

En Barcelona, segunda ciudad del país, grupos de trabajadores quemaron neumáticos en los accesos al mercado de abasto, el Mercabarna. En Madrid, desde la medianoche, centenares de jóvenes se manifestaron, bloqueando la circulación y obligando a los comercios a cerrar sus puertas. "Huelga general" y "No, No, No, No tenemos miedo", gritaban los manifestantes.

En tanto, como consecuencia de enfrentamientos aislados, al menos 57 personas fueron detenidas en las primeras horas de la huelga. La mayoría de las detenciones se produjeron en Madrid, pero también en ciudades como Valencia o Salamanca.

La huelga es la segunda que se convoca contra las políticas de ajuste del gobierno que preside Mariano Rajoy, y la novena de la democracia española. La última se llevó a cabo el pasado 29 de marzo en rechazo de la reforma laboral, contra la que los sindicatos convocaron otra huelga el 29 de septiembre de 2010 bajo el anterior gobierno presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.