La lucha contra las epidemias no tiene pausa. Se acercan los días de descanso para las familias, pero los brigadistas continúan realizando la labor de salud para que estas próximas vacaciones de Semana Santa sea una temporada de total tranquilidad.

Esta mañana en el reparto Pedro Arauz Palacios del distrito 4 de Managua se fumigarán más de 300 viviendas.

Las familias destacaron la importancia que tiene combatir al mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, chikungunya y el zica. Además resaltaron la preocupación que ha demostrado el gobierno para garantizar la salud de las familias.

"Es bueno que vengan al barrio porque ayudan  a matar a los animales que transmiten las enfermedades, las cucarachas. Nosotros también manejamos limpios los trastes y seco, sin charcos",  sostuvo Yolanda de Jesús Téllez.

Walter Antonio Chávez Lara, jefe de las brigadas de fumigación, solicitó a las familias que aún no abren sus viviendas, a cooperar con la jornada y así contribuir a mantener Nicaragua libre de epidemias.