El diplomático recordó que la reciente resolución de las Naciones Unidas, con 188 votos a favor de terminar con el bloqueo, no puede verse limitada por la negativa de Estados Unidos, Israel y tres pequeños protectorados que responden directamente a las directrices de la Casa Blanca.

De acuerdo a Martínez, esta resolución se da en un momento clave para la política estadounidense con la reelección del presidente Obama.

“Obama tiene una oportunidad histórica de enmendar esta situación. No tiene ahora la presión electoral que es supuestamente lo que aducen los presidentes en su primer mandato (para no resolver el tema del bloqueo)”, señaló.

“Se le dio una segunda oportunidad y la humanidad yo creo que de cierta manera le está dando una segunda oportunidad, incluso de que haga los méritos necesarios para ganar un premio Nobel, que en su momento se le regaló o se le dio en crédito, porque no había hecho méritos suficientes, ni creo yo que los ha hecho todavía para merecerlo”, destacó.

Cuba está dispuesta a discutir con gobierno de EE.UU


El embajador cubano afirmó que hay profundas diferencias entre Estados Unidos y América Latina, y que Obama para resolverlas tiene que pasar necesariamente por el tema de Cuba.

Calificó en este sentido al bloqueo como  “insostenible”  y causante de grandes sufrimientos y daños económicos a Cuba por el orden del  millón de millones de dólares.

“Es una situación realmente insostenible. Desde el punto de vista moral los Estados Unidos están desprestigiados, aislados”, criticó.

Reiteró la disposición del gobierno revolucionario de Cuba de sentarse en una mesa de negociación con una agenda abierta junto a Estados Unidos.

“Estamos en la mejor disposición, somos adversarios pero no somos fanáticos y podemos discutir absolutamente cualquier tema en igualdad de condiciones”, destacó.

“La mesa está servida y le toca a los Estados Unidos realmente demostrar si existe o no esa voluntad de cambio”, subrayó.

Martínez Borbonet, agradeció a Nicaragua su apoyo no solamente en relación al fin del bloqueo, sino también en cuando a la liberación de los cinco héroes cubanos presos en las mazmorras del imperio.