Haciendo una llamado a orar por la paz del mundo, el párroco Sebastián Zeledón junto a la familia católica del barrio Monseñor Lezcano, participaron este viernes en el último Viacrucis de Cuaresma.

En este sexto viernes de la Santa Cuaresma, se hace un llamado a las familias a reflexionar y vivir una vida con mayor fe cristiana.

“Las familias deben de vivir este viernes de Cuaresma, como una entrega al Señor, porque lo que se pide es el ayuno, la abstinencia, oración, meditación, reflexión, para que tengamos paz y tranquilidad en nuestros hogares y en la vida de cada persona”, expresó el párroco Sebastián Zeledón.

“Ya estamos más cerca de la Semana Santa, pidiendo al Señor que Él entre triunfante en la vida de la familia y en nuestra querida nación, para que sigamos teniendo paz, tranquilidad y armonía por el bien de todos”, resaltó.

Los pobladores recordaron que este Sexto Viacrucis de Cuaresma nos invita a que oremos por la paz.

“Este viacrucis nos invita a que oremos por la paz, a que meditemos por las situaciones que pasan en el mundo, un mundo convulsionado; nos invita a que reflexionemos y oremos más, por ellos y por nosotros, porque todo lo que pasa más allá de nuestras fronteras repercute en nosotros”, dijo doña Aloyda Avendaño.

Así mismo, recordó que “en Nicaragua, se ha incrementado las muertes por accidentes de tránsito son situaciones que nos invita a meditar, orar y pedir al Señor con humildad que nos de su Gracia y sabiduría”.

Milton Gómez, comentó que “este Viacrucis nos invita a la conversión para ser mejor cada día, mejor persona, por ello aprovechó para invitar a las familias, que además de irse de vacaciones esta Semana Santa participen en fe y amor de las diferentes actividades religiosas".

Por su parte, María Paulina Sequeira, expresó que para ella “este recorrido que realizan, significa un tiempo para reflexionar, sobre la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo, pero también significa la conversión de todos nosotros como católicos. Esta Semana Santa se debe de vivir en reflexión para renovar nuestras vidas”.

El próximo Viernes Santo, el recorrido sale a las 6:00 am, un recorrido más amplio por las principales calles del barrio Monseñor Lezcano, ya que también realizan estaciones en cada vivienda que así lo desee.