Jason “Nicoya” González es un peleador de la UFC nacido en California, Estados Unidos, pero con sangre nica. Su record es de 11-3 peleas profesionales y es un luchador que prefiere las batallas de pie pero que sabe moverse en el piso.

González ya cuenta con un contrato de cuatro peleas en la UFC, de las cuales ha ganado una y perdido otra, cargando siempre en hombros la bandera de Nicaragua con gran orgullo.

Siempre represento a Nicaragua porque toda mi familia nació aquí. Yo fui el único que nació allá y mi casa todavía es Nicaragua. Toda la comida, la música (…) y por eso lo hago por mi familia también. También ellos me han apoyado mucho en mi carrera y lo hago por ellos”, comenta en entrevista exclusiva a El 19 Digital.

“Nicoya” es el alias que escogió para aportar a que el país sea reconocido en la escena de la MMA a nivel internacional. Afirma que inició en la industria por el simple hecho de haber querido saber defenderse.

Desde entonces, asegura, se ha convertido en su pasión y se dedica tiempo completo a desarrollar sus habilidades. “Ahorita es mi vida. Es quién soy yo ahorita. Me gusta, me encanta a mí también. A mí y a mi hermano, me encanta el deporte. Quiero sacar adelante el nombre de Nicaragua ya que hay de otros países como Europa, Brasil, Canadá, de donde sea, de México. Nunca oís mucho de Nicaragua y si lo oís se queda el nombre ahí y eso es lo que yo quiero, sacar el nombre y que se pegue. Sacar el nombre y que todo el mundo sepa de Nicaragua”, asegura.

El luchador fue también parte de la edición número 22 The Ultimate Fighter, cuando perteneció al Team Faber, el rival de Team McGregor, ocasión en la que asegura haber aprendido mucho y crecido profesionalmente en el proceso.

El joven comenta que sí se conoce de algunos nombres como el de Alexis Argüello, "Chimmy" Morales y de Román "Chocolatito" González, últimos dos con quienes tuvo la oportunidad de compartir en su estadía por tierras pinoleras.

Inclusive, con Morales logró ser compañero de entrenamiento y con González logró su sueño de conocerlo, un logro importante para su primera visita, según cuenta.

Parte del sueño de "Nicoya" es lograr abrir su propio gimnasio para sacar estrellas de Nicaragua, entrenadas por el mismo y compartiendo sus conocimientos.

Jason González aseguró que en Nicaragua existe un gran apoyo para los deportistas nacionales, en quienes ve gran potencial y afirma que podrían estar en un futuro cercando ocupando buenos lugares en las artes marciales mixtas.

Se mira el talento y la pasión también para pelar y llegar al top. Yo los miro que pueden llegar alto. Si yo llegué a la UFC ellos también, solo que se pongan las pilas y entrenen duro”, subraya.