En comunicación con el pueblo nicaragüense, a través de los medios del Poder Ciudadano, Rosario hizo una reflexión en base a la lectura, en las sagradas escrituras, de los pasajes en que María es mencionada y explicó el significado de estos.

Fe, Obediencia, Paz, Alabanza, Intercesión, Búsqueda y Jesús son las palabras que tras una lectura comprensiva del Evangelio, describen a la Virgen María.

Rosario comentó que, tal como lo explica el Padre Eslaquit en su misiva, también existen otros textos bíblicos donde Jesús nos deja a María como madre de todos.

“Por eso la honramos, la veneramos, la amamos. Nosotros en Nicaragua sabemos la importancia que tiene la Virgen María en términos de cada una de esas interpretaciones de la fe, de la paz, de la obediencia, de la alabanza, de la búsqueda, de la intercesión. Nosotros la hemos coronar con sus doce estrellas como la Reina de este país, de esta nuestra tierra y esa condición de Reina y madre es la que nos lleva cada mes a celebrarla en sus distintas advocaciones y en particular en la advocación de la inmaculada concepción”, explicó Rosario.

Agregó que “es una hermosa tradición cultural, religiosa, de proclamación de nuestra fe, de nuestro agradecimiento, que queremos convertir en patrimonio cultural de nuestro país y de la humanidad”.

Rosario indicó además que en su carta el Padre Eslaquit expresó su agradecimiento al Gobierno, al Presidente Daniel Ortega y a ella, “por el impulso, el esfuerzo, la alegría de esta celebración que el gobierno viene promoviendo e incrementando en nuestro país como muestra de la fe de la devoción que está arraigada en la cultura nicaragüenses, del agradecimiento a Dios”.

El agradecimiento a Dios es una cualidad de la conciencia crecida, comentó la Compañera, “que sabe que nos debemos a todos y sobre todo a Dios, que estamos en este mundo para hacer la voluntad de Dios, de crecer espiritualmente, de evolucionar, de procurar justicia, de respetar a los demás, de entendernos, de querernos como prójimos”.