El delegado de ENEL en Rosita, José Luis On Sang, informó que las pruebas de los faroles han sido óptimas. “Solo falta acondicionar el terreno que quedó deteriorado por el paso de las maquinarias para instalar los postes y a jugar el deporte rey de los caribeños.

Bonanza fue el primer municipio del Caribe Norte en contar con su Estadio Duncan Campbell, iluminado, artificialmente para jugar de noche. En el Caribe Sur ya tienen luminarias los estadios de Corn Island, Kukra Hill y Laguna de Perlas.

“Sólo con un Gobierno Sandinista se hizo realidad el sueño de jugar béisbol de noche”, comentó Jorge Peck, un destacado pelotero rositeño, que elogió la iniciativa de dar a la juventud la posibilidad de practicar deporte y distraerse sanamente.