El agua es un recurso de vital necesidad y ante la situación de desabastecimiento en algunos sitios de la capital, por las condiciones geográficas, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), ha iniciado un programa de instalación de tanques de almacenamiento en 20 centros educativos de la capital, entre ellos, el Colegio Milagro de Dios, ubicado en el barrio del mismo nombre.

Con la colocación del recipiente cuya capacidad es de 5 mil litros, se logra atender a 500 estudiantes, en su mayoría niños y niñas que cursan la primaria y que hasta hace algunos días se veían en la necesidad de llevar agua desde sus casas, sin embargo, hoy su condición ha mejorado gracias a la preocupación del Gobierno por garantizar un servicio constante.

“Estamos instalando tanques de almacenamiento en los colegios donde hay necesidad de que los niños gocen del vital líquido. En su mayoría los colegios seleccionados son aquellos donde el servicio únicamente se brinda en horas de la noche y eso limita a los niños al consumo durante el día”, refirió Martha Rojas, de Enacal.

La felicidad no se hizo esperar en los niños, quienes llenos de entusiasmo, relataron la triste historia que les tocó vivir cuando no se había instalado el tanque de almacenamiento. Asímismo, manifestaron su compromiso de hacer un buen uso del recurso.

“Hoy estamos felices porque ya tenemos agua en la escuela, antes tenía que traer una botellita desde mi casa para poder beber agua en el recreo, sin embargo, ya no tenemos ese problema porque con solo abrir el grifo ya tenemos agua. Tenemos que cuidarla y no desperdiciarla”, dijo Jennifer Reyes.

“Todos los días era difícil venir a la escuela y saber que no había agua para tomar, teníamos que comprar la bolsita con agua o venir cargando desde la casa una botellita. Ahora que ya la tenemos, vamos a tener una escuela más limpia, no nos vamos a enfermar y cada vez que tengamos sed podremos beberla sin limitación”, destacó Mauricio Sequeira.

Foto: Archivo/referencial