Un hombre de 42 años de edad, residente de Colorado, murió asfixiado el pasado domingo al tratar de comerse una dona de más de 200 gramos, en un concurso organizado por la cadena de tiendas de donas "Voodoo Donuts", informaron las autoridades.

La Oficina del Médico Forense de Denver informó que Malouff murió por asfixia, debido a la obstrucción de la vía respiratoria.

Testigos declararon a las autoridades que Malouff estaba participando en el desafío "Tex-Ass Challenge", que requiere a los participantes el comer en 80 segundos una dona grande, que equivale a seis donas regulares y tiene un diámetro de 18 centímetros, a cambio de una comida gratis.

Dos personas que estaban en el lugar se apresuraron a ayudar al hombre cuando se dieron cuenta de que se estaba ahogando, pero no pudieron auxiliarlo con éxito, dijeron los testigos.

Malouff fue declarado muerto en el lugar, al llegar los paramédicos y la policía, alrededor de las 13:30 horas del domingo.

"Es trágico", dijo el padre de Malouff, Curtis Malouff, a la estación de televisión KUSA de Denver. "Es una pérdida de la vida que no debería ser".

Voodoo Donuts difundió una declaración diciendo que la compañía está entristecida por lo que pasó y está cooperando con la policía.

Voodoo Donuts abrió su primer establecimiento en Portland, Oregón en 2003, y se ha extendido a Denver, Austin y Taiwán.

Foto: Ilustrativa