El presidente estadounidense, Donald Trump, expresó hoy que Egipto tiene un fuerte aliado en Estados Unidos al recibir en la Casa Blanca a su homólogo de la nación africana, Abdel Fattah Al Sisi.

Le damos nuestro apoyo, manifestó el jefe de Estado norteamericano al visitante, para luego sugerir que El Cairo podrá beneficiarse de la gran reconstrucción de las Fuerzas Armadas que impulsa su administración.

Estamos llevándolas a un nivel que probablemente nunca han tenido, con órdenes de aviones, barcos y portaaviones, todo lo que necesitamos en estos tiempos, expresó Trump en la Oficina Oval.

'Quiero que todo el mundo sepa, en caso de alguna duda, que estamos respaldando al presidente Al Sisi', apuntó el gobernante, quien aseguró que trabajarán juntos en el enfrentamiento al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico.

Por su parte, el visitante recordó que esta constituye su primera estancia en Estados Unidos desde que está al frente de su país y que en los últimos ocho años ningún otro mandatario de Egipto viajó a Washington.

Al Sisi fue el primer líder internacional con el que Trump habló tras su victoria en las elecciones de noviembre y también conversaron por teléfono poco después de que el norteamericano asumiera el cargo el 20 de enero.

En un artículo publicado hoy en el portal The Hill, el primer ministro de Egipto, Sherif Ismail, indicó que su nación y otros territorios árabes quieren que la administración estadounidense se involucre en la región para construir economías y sociedades más fuertes y abordar la propagación del terrorismo.

Tal petición es la que nuestro presidente llevará a la Casa Blanca el lunes cuando se reúna con Trump, adelantó.

Según Ismail, buscan apoyo a los esfuerzos de lucha contra el extremismo, que se detengan las fuentes de financiamiento y armas de las organizaciones terroristas, y que se amplíe el comercio y la inversión con el mundo árabe, entre otros temas.

A su vez, The Hill señaló que ambos gobernantes se han mostrado favorables a construir vínculos más estrechos.

Sin embargo, advirtió que el interés de Trump en reducir la ayuda exterior de Estados Unidos podría causar fricción en la cita, pues Egipto recibe alrededor de mil 500 millones de dólares al año como parte de un acuerdo de larga data para ayudar a mantener la paz con Israel.

Desde su llegada al poder, Trump se ha reunido con casi una decena de líderes internacionales, entre ellos los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; Israel, Benjamin Netanyahu; Reino Unido, Theresa May; Canadá, Justin Trudeau; y Dinamarca, Lars Løkke Rasmussen, además de la canciller federal alemana, Angela Merkel.