En declaraciones a los medios del Poder Ciudadano, Meléndez indicó que la diabetes que se presenta en los niños, sea por obesidad o hereditaria, afecta el crecimiento saludable de los menores.

Meléndez explicó que la diabetes desarrollada por obesidad  puede  prevenirse mejorando los hábitos alimenticios y promoviendo el ejercicio físico en los menores.

“Desgraciadamente hemos visto que  los niveles de obesidad han aumentado en los niños, eso debido al consumo de alimentos chatarras.  Esto ha tenido mucho impacto en el estado  nutricional de los niños, los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo”, estimó Meléndez.

La especialista comentó que las comidas chatarras no contienen nutrientes saludable para el organismo y desencadenan en problemas de salud. Además señaló que es lamentable ver que en las escuelas e incluso muchos establecimientos promueven la comida chatarra, las sodas, comidas y bebidas con altos contenidos de azucares, lo cual es dañino para los menores.

Meléndez recomendó que para que los padres eviten la diabetes por obesidad en los menores, es recomendables que alimenten al niño bajo una dieta balanceada, consumiendo verduras, ensaladas y disminuyendo la comida chatarra, grasas y sodas.

Además dijo que es altamente beneficioso para la salud y para prevenir la diabetes, el ejercicio físico, de modo que el sedentarismo que influye en la obesidad y en los problemas de salud vaya disminuyendo.

La especialista recomendó a los padres que tienen hijos diabéticos, atender a los niños con especialistas para que las afectaciones sean reducidas.

“Si hay un buen control  ellos van a tener una vida normal, van a crecer normal, van a terne un compartir social normal”, explicó.