En declaraciones al programa En Vivo, de Multinoticias Canal 4, el director del Instituto Nacional de Información para el Desarrollo (INIDE), compañero Marcos Valle, manifestó que efectivamente en Nicaragua se ha venido experimentando un cambio de percepción en cuando al futuro.

Recordó que diferentes firmas encuestadoras venían arrojando a lo largo del 2011 y 2012 que los nicaragüenses creían en que este gobierno estaba haciendo un buen trabajo y por lo tanto se sentían más esperanzados en relación al bienestar de sus familias.

“Feliz es una persona que es optimista, es una persona que tiene esperanza, feliz es una persona que tiene seguridad, y todos estos elementos el Buen Gobierno del Comandante Daniel (Ortega) los ha dado”, indicó Valle.

“Siempre hubo una constante, y es que la gran mayoría del pueblo nicaragüense siempre calificó el gobierno del Comandante Ortega como un buen gobierno”, aseguró.

Señaló que el año 2007, cuando arriba a la presidencia el Gobierno Sandinista, marca un antes y un después para la realidad de los nicaragüenses.

“Cuando nosotros vemos a la Nicaragua del 2007 hacia atrás y la Nicaragua del 2007 hacia hoy, vos vez un quiebre cualitativo”, destacó.

Antes del 2007 la pobreza en el país, según Valle, alcanzaba índices de hasta el 48%, a lo que había que sumar una pobreza extrema también alta.

Hoy no obstante “se está reduciendo la pobreza” y hay una “mayor ocupación”, señaló Valle, quien expresó que Nicaragua “está dentro del grupo de países que más ha incrementado” el empleo formal con casi un 9%, ello de acuerdo a datos de la CEPAL y la Organización Internacional del Trabajo.

Un factor que ha posibilitado esto es el Modelo Cristiano, Socialista y Solidario el cual “es un modelo  que impulsa toda una política que equidad social.

“Nosotros estamos creciendo económicamente, estamos creciendo un poco más del 4%, pero a diferencia de otros países donde ese crecimiento se queda en una elite, en unos pocos, aquí hay crecimiento económico con distribución social, con reducción de la desigualdad social”, explicó.

El empoderamiento del pueblo y sobre todo de la juventud y  las mujeres, de muchos de los programas de gobierno, es, así mismo, un factor determinante para el cambio de rumbo que ha experimentado el país, valoró el Director del INIDE.

Igual incidencia ha tenido la alianza estratégica entre trabajadores, empresarios y gobierno, lo cual ha posibilitado planteamientos concretos en relación a lo que hay que hacer en beneficio de las grandes mayorías.

“Todos estamos enfocados en mejorar la calidad de vida de la población, en reducir la pobreza, en reducir la extrema pobreza, en reducir la desigualdad social”, subrayó Valle, quien señaló que muchos antes acusaban al gobierno de populista y de aliarse con los empresarios, pero que con el paso del tiempo, este argumento se ha caído por su propio peso.

Para el director del INIDE el trabajo que ha venido realizándose desde este modelo, efectivamente incidió en las victorias electorales del 2011 y 2012, ya que “la mayoría del pueblo vota por el buen gobierno”.