Por vigésimo primer año consecutivo, el bloqueo recibirá una casi unánime condena internacional, por parte de la gran mayoría de los Estados que conforman el máximo órgano de la ONU.

En todas las ocasiones anteriores, el plenario de la Asamblea ha aprobado un documento titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

En la última ocasión, en 2011, el texto fue aprobado por 186 de 192 países miembros de la ONU, con los únicos votos negativos de Estados Unidos e Israel, más las abstenciones de Islas Marshall, Micronesia y Palau.

Según el informe presentado por Cuba sobre el tema, hasta diciembre de 2011 la nación antillana había sufrido un daño económico ascendente a un billón 66 mil millones de dólares, considerando la depreciación del dólar frente al oro en el mercado internacional.

Recientemente, la representación permanente de Cuba ante la ONU reveló, a través de un comunicado, algunos resultados de encuestas y declaraciones de organizaciones internacionales y personalidades políticas e intelectuales al respecto.

Un sondeo realizado este año por la firma “Angus Reid Public Opinion”, arrojó como resultado que 62 por ciento de los estadounidenses favorecen el restablecimiento de las relaciones bilaterales entre su país y Cuba.

La misión diplomática cubana también apuntó que 57 por ciento de los norteamericanos apoya el levantamiento de las restricciones de viajes a la isla, mientras un 51 por ciento se opone abiertamente al bloqueo.

Por otro lado, se han emitido también condenas desde la Unión Africana, las cumbres Iberoamericana, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), de la Comunidad del Caribe y del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), entre otros foros internacionales.

La Habana también recordó que medio centenar de gobernantes mundiales reclamaron desde el podio de la Asamblea General, meses atrás, el levantamiento del cerco norteamericano.

En la sesión del martes, se conocerá un informe del secretario general del ente, Ban Ki-moon, que incluye documentación presentada por 170 países para sustentar la oposición al bloqueo ilegal.

Las votaciones en la ONU comenzaron el 24 noviembre de 1992, cuando la 47 sesión ordinaria de la Asamblea aprobó por 59 sufragios a favor, tres en contra y 71 abstenciones, la primera resolución de condena.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, reiteró recientemente la disposición e interés de La Habana en avanzar hacia la normalización de las relaciones con Estados Unidos y el establecimiento de un diálogo dirigido a la solución de los problemas bilaterales.