Catalogado como uno de los peores desbordes registrados en la historia de esta región, el río Pirua cobró la vida de cuatro personas y dejó al menos unos 27.000 damnificados durante la noche del lunes.

Las víctimas mortales se reportaron en la ciudad de Catacaos, zona que fue totalmente cubierta por las aguas del río, según reportó el jefe policial de la región, Luis Bisso.

Bisso indicó que, "el reporte que tenemos a la fecha es de cuatro personas fallecidas. No hemos recibido reportes de desaparecidos. Estamos en plena evaluación y a la espera de denuncias".

El jefe policial destacó que la zona de Catacaos "es de difícil acceso" para los vehículos que tienen los grupos de rescate y que aún no se confirma la identidad de los fallecidos.

Asimismo, el ministro de Defensa, Jorge Nieto, afirmó que el Gobierno no va "a dejar solos" a los damnificados y afectados, y señaló que los grupos de rescate están trabajando en la zona.

La Fuerza Aérea del Perú junto a la Fuerza Aérea de Colombia rescataron a varias personas en Catacaos, tras un operativo en conjunto con helicópteros colombianos que fueron enviados para apoyar en las labores de emergencia y como medida de ayuda humanitaria.

Sin embargo, Juan Cieza, alcalde de Catacaos, dijo que las operaciones tuvieron que suspenderse durante la noche por medidas de seguridad. "Lo que más pido es víveres. La gente quiere comida y agua". Además de indicar que a su ciudad solo se puede ingresar en botes.

Jorge Chávez, portavoz del Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COEN), informó que en Piura y Catacaos había más de 20.000 damnificados y se había tenido que evacuar a mil personas.

Perú afronta una emergencia climática causada por el fenómeno de "El Niño costero", este fenómeno climático ha causado más de 90 muertos y centenares de miles de damnificados y afectados y decenas de miles de viviendas destruidas.