Las catástrofes naturales y los desastres causados por el ser humano generaron en 2016 pérdidas por valor de 175.000 millones de dólares (161.117 millones de euros), casi el doble que los 94.000 millones de dólares (86.543 millones de euros) registrados en 2015, informó este martes la reaseguradora Swiss Re.

De las pérdidas calculadas en 2016, un monto de 54.000 millones de dólares (49.716 millones de euros) estaban aseguradas, lo que representa un aumento del 42 % con respecto a 2015.

Las pérdidas de 2016 fueron las más elevadas desde 2012 y revierten la tendencia de los últimos cuatro años.
La reaseguradora suiza explicó en un comunicado que ello es así porque el año pasado hubo un elevado número de desastres importantes en todas las regiones, entre ellos seísmos, tormentas, inundaciones e incendios forestales.

En todo el mundo hubo el año pasado 372 desastres, de los que 191 eran catástrofes naturales y 136 causados por el ser humano.

Al igual que en los cuatro años anteriores, Asia fue la región más afectada con 128 desastres contabilizados y unas pérdidas económicas de aproximadamente 60.000 millones de dólares (55.240 millones de euros).