El domingo 2 de abril inicia el horario de verano en México, por lo que la Secretaría de Energía (Sener) recomendó hoy a la población adelantar una hora los relojes antes de irse a dormir el sábado.

Con el horario de verano 2016 se evitó la emisión a la atmósfera de 447 mil toneladas de bióxido de carbono, principal contaminante del efecto invernadero, aseguró la SER, que además señaló ahorros por más de 80 millones de dólares.

Durante ese régimen, que concluye el domingo 29 de octubre, se registra en el país una mayor insolación, por eso al adelantar una hora el reloj se reducirá el consumo de energía diario durante el periodo de máxima demanda de electricidad.

Con la aplicación de la medida el pasado año se obtuvieron ahorros en consumo de 975,28 gigawatts hora (GWh), y una demanda evitada de 492,2 megawatts (MW), que equivale a diferir la inversión de una planta termoeléctrica convencional, según las autoridades.

Las cifras incluyen los ahorros generados en los 33 municipios de la franja fronteriza norte, que adoptan el horario de verano del segundo domingo de marzo al primer domingo de noviembre.

Ello facilita la vida cotidiana de los residentes locales, quienes tienen que cruzar de un lado a otro de la frontera todos los días por motivos laborales o escolares.