El municipio de San Rafael del Norte, en el departamento de Jinotega, se encuentra celebrando los 101 años de nacimiento y conmemorando los 27 años de la partida física del fraile franciscano, Fray Odorico D’Andrea.

Los sanrafaelinos se unen a los festejos, participando de diferentes actividades religiosas. Las calles del fresco y productivo municipio lucen decoradas con banderines, pancartas y altares con la foto del venerado sacerdote.

El padre Odorico, a como lo llaman cariñosamente, llegó a San Rafael en febrero de 1954 procedente de su natal Italia. En ese año se hizo cargo del templo San Miguel Arcángel.

En tiempos de conflicto y mucha pobreza, comenzó su compromiso social para levantar el pequeño poblado, que en esos tiempos rondaba los 3 mil 500 habitantes.

Al padre se le recuerda porque llevaba el mensaje evangelista a las comunidades adentradas en las montañas y por ser promotor de la paz.

Cada mes de marzo, el Santuario Nacional y la comunidad en general organiza diversas actividades. Este 25 de marzo se realizó la tradicional cabalgata con la que los habitantes recuerdan las bienvenidas que le daban al padre cada vez que regresaba de Italia. El recorrido sale del empalme San Gabriel hasta al centro del Municipio.

El rector del Santuario Nacional del Tepeyac, Fray Damián Muratori, recordó que los habitantes se desbordaban a recibir al sacerdote.

"Creemos que el Padre Odorico baja del Cielo para venir de nuevo a San Rafael para, aunque esté siempre aquí. Esta es una fiesta no sólo de este pueblo, sino de Nicaragua. En estos días este pueblo se convierte en la capital del mundo,gracias al padre Odorico”, manifestó emocionado Fray Damián.

(Con información y fotografías cortesía de Dariela Falcón, Multinoticias, Canal 4)

Fray Odorico

Fray Odorico

Fray Odorico

Fray Odorico

Fray Odorico