Las esculturas, de dos metros de alto, serán colocadas a partir del 21 de diciembre próximo, día en que, según el calendario maya, comienza una nueva era, explica Karla de Lara, una de las organizadoras del proyecto artístico denominado Mayan Parade.

“Aprovechamos esa transición, en la que los mayas hablaban en un cambio de era, para mostrar al mundo una nueva imagen del México actual por medio del arte”, detalla la directora artística del Mayan Parade, que surge en Jalisco.

Las cabezas del rey Pakal (603-683 d.C), que ascendió al trono a los 12 años y encabezó uno de los gobiernos más largos y prósperos de la antigua ciudad de Palenque, estarán presentes durante varios meses en los aeropuertos más importantes de Europa, Sudamérica, Canadá y Estados Unidos. En México, las cabezas mayas rondarán las plazas de la capital del país, Guadalajara, Monterrey, Playa del Carmen y Cancún, entre otros sitios.