La feligresía católica de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, de Monseñor Lezcano, participaron del Viacrucis Penitencial en este cuarto viernes de Cuaresma, que recuerda el recorrido del Señor en su vida, pasión y muerte.

El párroco de la Iglesia, Sebastián Zeledón, afirmó que el Santo Viacrucis invita a las familias a llevar una vida más interior, de vida espiritual, de cambio y transformaciones, en búsqueda de la paz, el perdón y unidad.

"El viernes de Cuaresma nos invita a que reflexionemos, nos invita a que cada día busquemos al Señor y busquemos sus pasos, imitemos sus pasos, su palabra y su vida que nos llama a la conversión, a ese cambio de vida", expresó Eloyda Avendaño.

Mariela Jarquín, comentó que “el Viacrucis nos hace un llamado al arrepentimiento, porque la entrega que él hizo por nosotros fue puro amor, por ello debemos cumplir con la Cuaresma, apegados a la iglesia, rogando por el prójimo, llamando en la conversión y perseverar en la oración”.

“En este cuarto de Cuaresma, el Viacrucis nos invita a reflexionar en cada tiempo, recordando el camino de Cristo hacia la Cruz, agregó Jareth Guerrero.

“La juventud de hoy en día debe sumarse en estas actividades religiosas, que recuerda la muerte, pasión y resurrección de nuestro Señor. Los Viacrucis invitan a la reflexión, al cambio e interiorizar la Palabra del Señor, una forma de entregar todos tus problemas y tribulaciones en manos de Cristo, el único que nos puede ayudar a salir adelante”, finalizó Lizbeth Vargas.