Como parte de las actividades reeducativas que promueve el Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa,  los privados de libertad participaron este  jueves en un  culto religioso, que lleva fortaleza y paz a  través de la Palabra de Dios.

El pastor Omar Duarte, dijo que "estas actividades se realizan como parte de un trabajo evangelístico con los privados de libertad, en la que diferentes Ministerios se involucran para llevar a los privados de libertad el mensaje de fe, esperanza, y amor, para que cuando ellos salgan, se reintegren a la sociedad, siendo mejores ciudadanos".

En el SPN hay más de 2 mil privados de libertad que han entregado su vida a Cristo, quienes participan en cultos, vigilias y clases bíblicas.

Freddy Gutiérrez Amador, Subdirector del SPN de Tipitapa, comentó que para preparar a los Privados de Libertad a la  reincorporación a la sociedad se promueven actividades educativas y religiosas, con el fin de cambiar su actitud, dando un giro positivo a sus vidas.

Davison Robleto, afirmó que como internos han experimentado cambios grandiosos en sus vidas, aprendiendo de la Palabra de Dios, para no volver a este lugar.

Robleto, agradeció al Gobierno y al Sistema Penitenciario, por permitirles la  libertad de culto.

"Es un cambio integral, la manera de pensar no es la misma, y queremos demostrar lo que Dios puede hacer en nuestras vida aún estando en la cárcel", señaló.

"Mi situación fue difícil, pero al venir a este lugar yo le dije a Dios: si tú estás conmigo, yo te voy a servir, honrar y dar lo mejor de mí, y ha tenido resultados, porque ahora tengo una paz en mi vida, que solo Dios te la puede dar", expresó Norwin Jiménez González.

Norwin se ha insertado en los programas educativos que promueve el SPN, impartiendo la materia de matemática, ayudando a otros no solo en promover la importancia de prepararse, sino en cambiar su manera de pensar.