Con una faena monticular espectacular del lanzador derecho de los Azulejos de Toronto, Marcus Stroman, y una ofensiva oportuna, la selección de los Estados Unidos, llegó a la cima de la Cuarte Edición del Clásico Mundial de Béisbol 2017.

La selección nacional de Estados Unidos, tras vencer 8 carreras por cero a Puerto Rico, en el Dodger Estadium, se convirtió por primera vez en campeón de un Clásico Mundial de Béisbol, mismo que perseguía desde hace 11 años.

Marcus Stroman, se convirtió en el jugador más valioso, MVP, de todo el clásico, luego de realizar una faena monticular de 6 episodios sin permitir hits, amarrando por completo a la artillería de Puerto Rico, la mejor del torneo con 55 carreras producidas, 11 jonrones y 26 extravases.

En la entrada siete, un doble del experimentado Ángel Pagán, rompió con el juego sin hits, ni carera que Stroma estaba realizando, razón por lo cual, el manager Jim Leyland, decidió dejar descansar al derecho, quien salió ovacionado por los más de 51 mil aficionados.

Resumen

En las dos primeras entradas, ninguno de los equipos producía carreras, fue hasta en el tercero, que un Jonrón de dos carreras de Ian Kinsler, le dio ventaja a la selección de las barras y las estrellas.

Christian Yelich y Andrew McCutchen lograron aumentar la ventaja en la quinta entrada con un par de sencillos, poniendo el marcador 4-0, en el séptimo inning, un imparable de Brandon Crawford cambió la pizarra a 6-0 y, en un sencillo de Gincarlo Stanton, alcanzaron un 7-0, en la octava, Nolan Arenado corrió por las bases para el punto de la sentencia, 8-0.