El Estado Islámico ha asumido la autoría del atentado en Londres, según un comunicado en la agencia AMAQ, controlada por el grupo yihadista.

"Un soldado del Estado Islámico llevó a cabo el ataque, respondiendo así al llamado para atacar a los ciudadanos de los Estados de la coalición", señala la agencia.

El texto de la declaración no menciona ninguna participación directa del grupo terrorista en el ataque.

El Estado Islámico se atribuye frecuentemente la responsabilidad de atentados terroristas que no ha orquestado o realizado directamente pero que están vinculados a su ideología.

Asimismo, la primera ministra ha indicado que el nivel de amenaza terrorista del país no será elevado a pesar del ataque. El nivel de alerta se encuentra actualmente establecido como "severo", lo que equivale a una alta probabilidad de que se produzcan atentados.

Al mismo tiempo, May ha señalado que la Policía cree que el atacante, quien "se inspiró en la ideología islamista", actuó solo y no hay razón para creer que se estén planeando "nuevos ataques inminentes".

"Sabemos que la amenaza del terrorismo islamista es muy real", ha afirmado la primera ministra, pero ha matizado que, aunque "el público debe permanecer completamente vigilante, no debe ni se sentirá intimidado por esta amenaza".

Este miércoles, un atentado ha sacudido el centro de Londres (Reino Unido), en las proximidades del Parlamento británico.

Un hombre ha atropellado con su coche a varias personas a su paso por el puente de Westminster hasta empotrarse contra la valla del edificio gubernamental, para apearse y apuñalar a un policía.

Este ataque terrorista ha causado, al menos, cinco muertos y una veintena de heridos.