Una brigada del Ministerio de Salud (Minsa) se dispuso la mañana de este miércoles a recorrer 2,400 viviendas que componen los barrios Santa Elena y Germán Rodríguez, en el Distrito VI de Managua, a fin de continuar con esa labor de combatir las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

“La lucha antiepidémica no se detiene, con la fumigación estamos pasando cada diez días, fumigando cada uno de los hogares, con la abatización una vez al mes, y la sensibilización que la hacemos cada 15 días”, afirmó el Dr. Javier Alfaro, responsable de Epidemiología del Centro de Salud Roger Osorio.

El médico aseguró que como parte de estas jornadas antiepidémicas, además de la fumigación y la abatización, siempre se está enfatizando la necesidad de que las familias colaboren manteniendo limpios sus hogares y alrededores, no tirando basura a las calles, no desechando aguas sucias sobre las cunetas o canales naturales, sino que procedan a regarla directamente en las calles para evitar que estas se estanquen.

Alfaro también instó a las familias a desechar todos aquellos calaches que ya no utilizan en sus viviendas y que podrían convertirse en potenciales criaderos de mosquitos.

El doctor Alfaro subrayó la importancia de la fumigación que se debe realizar en las viviendas, tarea en la cual deben participar las familias permitiendo el ingreso de los brigadistas a sus casas, así como la no automedicación ante la presencia de síntomas febriles y que por el contrario busquen la atención médica en la unidad de salud más cercana.

Fátima Rivera señaló que la salud de su familia es importante, por eso colabora positivamente cada jornada de fumigación y abatización que se desarrolla en su barrio permitiendo el ingreso de los brigadistas a su hogar y manteniendo limpio cada rincón de su vivienda, tapados los recipientes con agua o alimentos.

“Muchas veces la gente cierra y no deja entrar a los que andan fumigando porque dicen que eso solo es gas, pero eso mata, saca los zancudos y todos los insectos que tengamos en la casa y eso es un beneficio para nosotros porque nos libramos de los mosquitos en la casa”, dijo Rivera.

Juan Cruz Urbina, afirmó que como pobladores es importante mantener sus casas limpias y libres de basura o todo aquel objeto donde se pueda reproducir el mosquito, pero sobre todo dejando entrar a sus casas a los brigadistas de salud para la abatización y fumigación.

“Están evitando muchas enfermedades, están previniendo que más personas se sigan enfermando y hay que abrir las puertas porque es para nuestro bienestar y evitemos más propagación de epidemias”, comentó Reina Gudiel.