El Gobierno de Estados Unidos no envió a ningún representante a una audiencia convocada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para abordar las medidas sobre inmigración, seguridad nacional y medioambiente proclamadas por el presidente, Donald Trump.

"No vamos a contar con la presencia del Estado, lo que lamentamos", dijo al inicio de la audiencia el comisionado Francisco José Eguiguren Praeli.

El Gobierno de Estados Unidos tampoco acudió hoy a una audiencia convocada para tratar el caso de Isamu Carlos Shibayama, un japonés obligado a dejar Perú y partir hacia EU, y no asistirá a la próxima audiencia sobre su país dedicada a abarcar las políticas que impiden el acceso al asilo a inmigrantes y refugiados.

Esta es la primera vez en "mucho tiempo" que Estados Unidos se ausenta de las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, según dijo el secretario ejecutivo del organismo, el brasileño Paulo Abrão, a un reducido grupo de medios.

La audiencia de las órdenes ejecutivas, una de las más esperadas del periodo de sesiones, había sido convocada de oficio por la CIDH porque está preocupada por su "amplio margen" de aplicación y quiere resolver dudas sobre la nueva política de deportaciones, de seguridad en la frontera, de visados y asilo.