Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, lamentó que el púgil nicaragüense Román "Chocolatito" González perdiera su impecable récord de victorias, sin embargo, aseguró que combatió como un guerrero y que esta es una piedra en el camino que tiene que superar.

Brenes consideró que el nicaragüense entró en nerviosismo luego de haber caído a la lona en el primer round.

"No hay duda. Yo sentí que después de la caída yo lo vi combatir con todas sus fuentes,  pero sí con mucho nervio. Sobre todo cuando lo hirieron, yo creo que eso, sentir que la sangre está corriendo sobre su ojo, sobre su rostro", expuso.

El alto prelado calificó al "Chocolatito" González como un valiente y que lanzó buenos golpes tal como mostraron las tarjetas.

Valoró que el tailandés se mostró bien preparado por lo que dijo, fue un encuentro de verdaderos gladiadores.

"Pelear ya en las 115 libras es otra cosa muy distinta y esta es su segunda pelea", afirmó.